" />
Antes que pagar se debe investigar
Jueves 10 de marzo de 2011, por José Rigane *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

A dos días de inaugurado el período de sesiones del Congreso Nacional, nos enteramos por medio del Boletín Oficial que el Poder Ejecutivo emitió un Decreto que en su artículo primero dispone “la cancelación de la totalidad de los servicios de deuda con organismos financieros internacionales correspondientes al presente ejercicio fiscal con reservas de libre disponibilidad".

Compartir este articulo:

* Secretario Adjunto de la CTA; Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA)

Y en el artículo tercero dispone, “como contraprestación, el Banco Central de la República Argentina recibirá un instrumento de deuda emitido por el Tesoro Nacional consistente en una letra intransferible denominada en dólares estadounidenses, por hasta un monto de U$S 2.121.386.485, a un plazo de DIEZ (10) años, con amortización íntegra al vencimiento”, y agrega que “los intereses se cancelarán semestralmente”.

Para el Gobierno existe desendeudamiento ya que según el artículo 1 se cancela deuda con organismos internacionales por un valor de más del doble del costo de la Asignación Universal por Hijo. Pero por el artículo 3 se dispone emitir un título de deuda por el monto equivalente.

Se dirá que no se les debe más a los organismos internacionales, pero ahora el BCRA tiene una nueva deuda para cobrarle a la Tesorería Nacional con intereses semestrales. Cada vez que pague la Tesorería, cada seis meses intereses y dentro de 10 años el pago único de capital, será una resignación de gasto público con fines sociales o de desarrollo, todo por honrar la deuda externa.

Desde la CTA hemos sostenido la necesidad de investigar la deuda y no pagar la ilegitima y fraudulenta para evitar las estafas a que se somete al pueblo argentino, que resigna recursos para cumplir con los acreedores externos.

Ahora se está negociando con el Club de París por unos 7.500 millones de dólares, triplicando los compromisos que se solventan con el decreto del 3 de marzo pasado.

La deuda es un cáncer y hay que extirparlo porque enferma a la Nación e incide en el agravamiento de la situación inflacionaria en desmedro de los trabajadores y los sectores populares.

sitio desarrollado en SPIP