Territorio
El Frente Salvador Herrera denuncia Default Social
Lunes 2 de septiembre de 2019, por Prensa Frente Salvador Herrera *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

No resisten archivo. Es domingo, y en la tele dicen que ya no se pueden comprar dólares, o que al menos habrá restricciones.

Compartir este articulo:

Al parecer, lo que hasta ayer era el camino a la salvación de todxs lxs argentinxs, hoy son aguas turbulentas de donde se supone que estas nuevas medidas nos vienen a ’rescatar sin que los pasajeros se enteren’. Esa fue, según el Ministro de Economía, la orden política que recibió al asumir su mandato.

Lo que no dice la tele, es que hace rato que en las casas de lxs laburantes la carne se ha convertido en un objeto de lujo, que cada vez se come peor, y que si hay algo que aprendimos a reperfilar son nuestros ingresos, cada vez más escasos, que tenemos.

Es domingo y el gobierno apela a una medida denostada por él mismo, como es el control de cambio, con el supuesto fin de proteger las reservas del Banco Central. Recurre a esta medida dos meses antes de unas elecciones que prometen dejarlo fuera de un juego que, durante cuatro años, benefició la fuga de capitales amigos y el endeudamiento del país para la posteridad.

Apenas en marzo de este mismo año Mauricio, que es Macri, nos decía que “no hay soluciones mágicas” y que “los argentinos tienen que aguantar” porque “dar marcha atrás sería una catástrofe”.

Ya en medio de una escalada del dólar decía que “todos los argentinos tenemos que tirar del mismo carro”.

"Aguantar" era la consigna ante un supuesto camino certero y único posible. ¿De qué carro habla exactamente?

La crisis anunciada y advertida hasta el hartazgo no tardó en llegar. Ahora el gobierno pide responsabilidad y prudencia a toda la sociedad. Las decisiones fueron de ellos. Tomadas desde la absoluta soberbia de la insensibilidad...y ahora resulta que la culpa es de todxs.

Lo que hasta ayer era el camino a la salvación y la revolución de la alegría, nos deja una herida profunda que urge reparar.

Dicen las cifras oficiales que en Argentina cinco millones de niños y niñas son pobres y que un millón son indigente.

¿Podes imaginarte eso?

El doble de la población de la Ciudad de Buenos Aires.

O sea, imagínate dos veces la capital, llena de pibes y pibas pobres.

Durante el 2018, la pobreza entre niños y niñas aumentó el 11,4%, lo que equivale a 1.030.000 nuevos niñxs pobres, de los cuales 315.000 son nuevos niñxs indigentes.

Las consecuencias de esto no tiene magnitud.

No importan sus eufemismos. Han herido nuestro presente. Han denigrado lo que decían representar. No tienen perdón.

Lxs pibes vienen con dolor de cabeza por el hambre, revuelven la basura junto a la angustia de sus padres, estresadxs por escuchar a padres y madres angustiados por no tener trabajo, chicxs enfermos porque sus familias no pueden pagar remedios ni tratamientos.

Dicen que al menos el 64% de los chicos tiene al menos un derecho vulnerado.

Este modelo vulnera la esperanza.

Desde el Frente Salvador Herrera denunciamos, como lo hicimos siempre, el Default Social.

La deuda es con el pueblo.

Gobierne quien gobierne seguiremos denunciando este modelo de hambre y exclusión

Este país nos duele.

Pero no vamos dejar de militar ni un solo día, para que se vayan Macri, Vidal y Larreta.

Hasta que todo sea como soñamos.

#ElHambreEsUnCrimen

Fotografía: Walter Piedras

* Organización territorial, CTA Capital

sitio desarrollado en SPIP