Una pequeña muestra de la salud en la Argentina
Martes 7 de junio de 2011, por Jorge Yabkowski *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El Hospital A. Posadas, institución de máxima complejidad del conurbano bonaerense y una de las más importantes del país, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, se encuentra inmerso en una grave e inconcebible crisis asistencial.

Compartir este articulo:

* Secretario del Interior de la CTA Autónoma. Secretario General de la Federación de Asociaciones Sindicales de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FeSProSa)

Hace más de dos años que los Trabajadores Técnicos vienen reclamando una muy justa y elemental reivindicación: el Reconocimiento de la Función. Sucede que el sector no profesional del Hospital carece de Escalafón. Formularon decenas de pedidos a las autoridades locales y centrales. Entrevistas. Plan de Lucha.

Dos Conciliaciones Obligatorias que no determinaron propuesta alguna por parte del Estado Empleador. Se hizo todo lo que habitualmente se hace cuando hay una reivindicación insatisfecha.

Finalmente el 21 de febrero del corriente los compañeros, en los marcos de la ATE, se declaran en Paro por Tiempo Indeterminado. Paro que, aunque cueste creerlo, aún continúa. Se está transitando la semana 16 del Paro. Casi cuatro meses y quien tiene la capacidad, la obligación y el poder de destrabar el conflicto, el Estado Empleador, deja transcurrir el tiempo. ¿Porqué?

La crisis asistencial es creciente y monumental.

No se dan turnos, se calcula que más de 90000 pacientes dejaron de ser atendidos en Consultorios Externos, casi 40000 determinaciones de Laboratorio no se realizaron. Las Cirugías se suspenden a diario: Hemoterapia funciona a menos de media máquina y si no hay para transfundir sólo se pueden realizar cirugías de urgencia. Rayos sólo funciona para la Emergencia y la internación. Los partos han disminuido groseramente.

No se aceptan derivaciones. De una dotación habitual de 500 camas funcionando sólo están ocupadas alrededor de 320. Como desconocemos que haya una epidemia de Salud, es justo y dramático preguntarse que pasa con los pacientes que no se están atendiendo en nuestra institución. Punto de referencia de una vastísima zona del primer y segundo cordón de la Provincia de Buenos Aires.

Sectores ligados a la conducción del Hospital han buscado demonizar a los técnicos, los han acusado de salvajes, de crueles. Los que piensan y se pronuncian así obvian un pequeño detalle: la responsabilidad de las autoridades. ¿Porqué?

Más o menos cada 15 días cambia el discurso de las autoridades. Primero que el problema se debía resolver en el Hospital, luego toma cartas en el asunto la Gestión Pública porque el problema es global y la solución debe ser global e incluir a todo el Estado Empleador. Luego se vuelve al punto de inicio. Hace un buen tiempo que las autoridades locales, con el Consejo de Administración a la cabeza, están desconcertados. No informan.

Quizás no tienen lo que informar. Gran parte de la Comunidad Hospitalaria comienza a preguntarse: ¿cómo es posible que quienes deben y pueden destrabar el conflicto no lo hagan? ¿Porqué no lo hacen? ¿Qué se busca? Crece la angustia entre la mayoría de los trabajadores. Un Hospital habituado a que por él transiten miles de ciudadanos diariamente se encuentra con el tristísimo espectáculo de pasillos semivacíos.

Otra cuestión cobra cada vez más dimensión: en nuestro Hospital está en marcha el llamado plan Director de Obras. Han comenzado Obras, sin dudas necesarias, por más de 200 millones de pesos. Obras que vemos avanzar cada día. Se han invertido al menos 35 millones de pesos en equipamiento.

Vale recordar que el nuestro es uno de los Hospitales más grandes del país, si no es el más grande. De alta complejidad. Docente. Casi 300 Residentes se forman año tras año. Existen Tecnicaturas en Radiología, Farmacia, Cardiología, Instrumentación. Funciona una Escuela de Enfermería que depende de la UBA. Casi 3500 trabajadores formamos parte del plantel, sin contar a los Residentes. Eso sí, más del 60% carece de estabilidad, son los que llamamos Precarizados.

Se pone en evidencia una contradicción flagrante, obscena: un Hospital con recursos para Infraestructura, para Obras edilicias, para equipamiento, como ya mencionamos, que descuida, maltrata, al recurso humano.

¿Qué pasa?, ¿a qué se apunta?

Podemos escribir otro tanto de las reivindicaciones del sector profesional, de los compromisos incumplidos por las autoridades. El Hospital, como comentamos, depende del Ministerio de Salud de la Nación, cuyo titular es el Dr Juan Manzur. Acaba de renunciar el Contador Mario Koltan, Subsecretario de Políticas de Gestión en Salud. Interlocutor ministerial ante las autoridades y gremios del Hospital. ¿De vergüenza?. No parece.

Con este funcionario, luego de casi 20 meses de “veda” la Seccional Posadas de la CICOP, estuvo reunida el 18 de mayo. Koltan asumió nuevos compromisos que, por supuesto, no se cumplieron,

El Contador es candidato a legislador en su provincia natal, Tucumán. Seguramente se ha ido a probar el traje de legislador. El Hospital que se arregle. Total está lejos y es muy complejo.

El Ministro Manzur va a ser muy probable candidato a Vice-Gobernador de dicha Provincia. La más elemental lógica indica que en breve siga los pasos del Contador Koltan y vuelva a su querida Provincia.. Una gestión lamentable que deja al Hospital en brasas.

El Paro de los Técnicos continúa. La Seccional Posadas de la CICOP, gremio de los profesionales del Hospital, está en pleno Plan de Lucha.

Sendos paros de 24 horas los días 8 y 14 de junio. Nuevo paro de 24 horas cuando se reúna la Paritaria Sectorial. Se rechaza el aumento del 24% acordado entre el gobierno y UPCN. Se va a pelear por una Paritaria libre, donde se puedan discutir salarios y condiciones de trabajo, como gusta declamar el Ministro de Trabajo, Dr Tomada.

Decimos no una Paritaria encorsetada, “cocinada”, a espaldas de los trabajadores.

Este es el más que preocupante panorama en el Hospital Nacional A. Posadas.

Pedimos a las autoridades no sigan hablando que la Salud les resulta prioritaria.

sitio desarrollado en SPIP