La realidad actual del Consejo del Salario Mínimo
Sábado 27 de julio de 2013, por Daniel Jorajuría *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Solo actos de campaña, sin ningún impacto para el trabajador. El Gobierno está empeñado en no reconocer lo que son derechos y que nos pertenecen, y en este caso son constitucionales, como el salario Mínimo, Vital y Móvil para que aparezcan como iniciativas políticas de su gestión.

Compartir este articulo:

* Secretario Gremial de la CTA

El Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil es la Institución más importante del Dialogo Social en la Argentina, donde Gobierno, Empleadores y Trabajadores pueden debatir a través de 4 Comisiones:

a) De Productividad, para calcular el valor de la Canasta Básica.

b) El Salario, fijar el Salario Mínimo, Vital y Móvil.

c) El Empleo.

d) La Formación Profesional.

Como así mismo también, establecer el valor del seguro de desempleo, congelado desde el 2004 en $600.- y terminar con la discriminación que pesa sobre los trabajadores excluidos del Salario Mìnimo, Vital y Móvil (SMVYM).

Por esos actos como el del día jueves significan un desprecio al Dialogo Social en la Argentina, “nada se debatió” y a esa Institución tan valiosa para los trabajadores y el país. Allí se debería debatir los verdaderos problemas del empleo y la inclusión que tanto declaman.

Hoy están excluidos:

1.300.000 desocupados.

1.200.000 trabajadoras domésticas.

1.300.000 trabajadores rurales.

4.500.000 trabajadores no registrados.

3.000.000 trabajadores sector público.

A esto debemos agregar a los trabajadores Monotributistas y Autónomos colectivos (cooperativas de trabajo).

El Gobierno no los incluye porque prefiere, si se caen, subsidiarlos con planes clientelares.

Se debería debatir y resolver la precaridad laboral, la no registración, los fraudes, la formación profesional, hoy fundamental, ante los avances tecnológicos.

Antes se ingresaba analfabeto, hoy se ingresa técnico.

Problemas irresueltos por un sindicalismo débil que ha permitido este deterioro de la calidad de empleo.

La situación hizo crisis el jueves cuando los trabajadores municipales se manifestaran por salario e inclusión en el SMVYM y fueran reprimidos.

El discurso va por un lado y la realidad por otr.

Exigimos el funcionamiento del Consejo del Salario, y sus comisiones para que a través del dialogo se aborde el problema de los trabajadores para resolverlo de verdad; y la ratificación del Convenio 131 de OIT sobre Salario Mínimo.

Allí comenzaríamos a incluir al 50% de los trabajadores que cobran por fraudes patronales; público o privado por debajo de él.

Si no lo hacen es porque van a seguir violando nuestros Derechos.

sitio desarrollado en SPIP