Exterminio
Miércoles 30 de enero de 2013, por Alberto Morlachetti *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Desde Un Fiat, negro, como el terror, y Punto se disparó a mansalva y murieron fusilados Fernando Bravo, Alexis Bracamonte y Lucas Díaz en Pablo Podestá.

Compartir este articulo:

* Coordinador Nacional del Movimiento de los Chicos del Pueblo

Apenas niños.

Apenas 16, 17 y 18 años.

La mayor hazaña de los jóvenes de las ciudades de la muerte es la creación de un habla sumamente austera, con gestos llenos de sugerencias.

Es el hilo que va resumiendo, con la sabiduría de los refranes milenarios que recién se inventan, el cierre de las posibilidades ilusionadas, la miseria y el Paco, el aislamiento, los punteros, la ausencia de abrazos, el encierro y la humillación de nuestro cachorro humano.

Diálogos normados por la desesperanza porque quedarse allí, en alguna ochava de Tres de Febrero, no es sólo padecer la fatalidad, sino encarnarla y ser a la vez víctima como excedente demográfico.

El infierno no son únicamente los demás.

Ya descansaremos bien a bien cuando estemos vivos.

sitio desarrollado en SPIP