Ningún trabajador por debajo de la canasta familiar de $ 7.640
Rosario: Una vez más, el salario no es ganancia
Miércoles 30 de enero de 2013, por Corresponsalía Rosario *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La CTA Regional Rosario realizó una conferencia de prensa para dar a conocer el posicionamiento frente a los anuncios presidenciales del aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y de las jubilaciones mínimas. Desde la Central fue rechazado este anuncio porque el salario no es ganancia y por considerarlo insuficiente, sobre todo para los jubilados.

Compartir este articulo:

Gustavo Teres, Secretario General de la CTA Regional Rosario afirmó que “ya habíamos dicho antes que nos parecía totalmente injusto el esquema del 20-20, 20% para la suba del mínimo no imponible y 20% para la discusión de las paritarias, lo cual creemos que es totalmente insuficiente.

Nos parece que no es el anuncio que estaba esperando el conjunto del trabajo, ella dice que ahora 18 trabajadores de cada 100 van a tributar ganancias, de los que están en blanco. Pero nosotros sabemos que esa es una cifra muy arbitraria y recortada, porque dentro de tres o cuatro meses, cuando se terminen las paritarias nos vamos a encontrar con un universo de trabajadores que van a tener que tributar superior al 25%”.

Para Gustavo Martínez, Secretario General de ATE Rosario y Adjunto de la CTA, “la Presidenta sabe que ningún sector va a pactar un salario por debajo de esa cifra, todos están obligados a pactar por encima de ese porcentaje, por lo tanto vamos a tener más trabajadores que van a tributar impuesto a las ganancias, sin resolver la cuestión de fondo, que el salario no es ganancia y por lo tanto se hace ilegal cualquier descuento compulsivo.

“Si el argumento es que hay sueldos muy altos, ojalá tengamos los argentinos la posibilidad de saber cuales son esos sueldos. Por estos días se ha conocido que hay obispos católicos que cobran jubilaciones de privilegio, jueces que cobran estas jubilaciones. Bueno, también como un derecho , tendríamos que poder separar, los sueldos muy altos de lo que cobra un trabajador. Esto es la parte de la información que deberían dar los organismos oficiales y la Presidenta debería promover para democratizar este debate”.

Lo que no se discute

Teres afirma que existe un tema que reconocen hasta los propios diputados del oficialismo muy cercanos al kirchnerismo, un tema “que hay que discutir y hace 8 o 10 años no se discute, que es el impuesto a las transacciones financieras. Acá hay un espectro muy grande de sectores de poder, corporaciones, que les ha ido muy bien con este modelo económico y que no tributan lo que deberían tributar”.

“A nosotros, trabajadores, nos eligieron para que defendamos nuestros intereses de clase, me parece que lo que necesitamos a la hora de discutir paritarias es un sindicalismo con una posición autónoma, de independencia y de firmeza.Acá puede haber dirigentes sindicales más o menos oficialistas, esa no es la discusión que nosotros queremos tener, lo que tiene que haber es dirigentes que sean consecuentes con la defensa de sus representados”.

“Hay un mensaje muy claro, y uno podría decir que hay fuerzas que tienden a conservar el orden actual, que no están denunciando como venimos haciendo desde hace años nosotros, que, en este país la principal tasa de ganancia la tienen los bancos, que les siguen las telefónicas y que nadie ha echado mano a la renta minera, a la renta sojera, a las transacciones financieras, a la renta petrolera, porque en ese debate se pone en cuestionamiento de dónde sale la plata para pagar, como si este fuera un país pobre, no, este es un país rico. Por lo tanto hay una necesidad de vincular la cuestión salarial con la injusta y regresiva distribución del ingreso y de la riqueza, algo que no se plantea”.

Paritarias

“Si caminamos a un grado de condicionamiento y todos los poderes del Estado tienden a condicionar las paritarias parece que la que hablara es solamente una parte”, asegura Martinez, “parece que no fuera un acuerdo sino una imposición de una parte hacia la otra.

Una verdadera paritaria sería plantear cuánto es lo mínimo que necesita una familia de trabajadoras para vivir dignamente. No es nada del otro mundo, está en la propia historia del radicalismo, del peronismo, del socialismo, de cada una de las fuerzas populares que se han presentado a la compulsa electoral como para gobernar este país de acuerdo al derecho. “Un tema que involucra a todos, es que acá hay una deuda con los trabajadores y un gobierno que elige pagar una deuda no contraída, ilegal, ilegítima, que contrajo la dictadura y los grandes capitalistas.

Hay un doble mensaje de la Presidenta, uno puede entender que nos está tomando el pelo pero también no hay que ser ingenuo y ver que está tratando de imponer esto del 20%. “La otra cuestión, lo que falta hoy en este debate, porque estamos hablando del salario, es volver a insistir que una familia tipo de dos adultos y dos escolarizados, el cálculo más acotado, y dejando afuera algunos rubros que deberían incorporarse, pero dejando afuera esos rubros, estamos hablando de 7.640 pesos, que es la canasta familiar.

El anuncio de la Presidenta, para algunos sonará como una tomada de pelo, para otros peor que eso, para otros es el mensaje muy claro que es que hay una cifra que va a rondar y sobre la que se va a presionar, y algún sector de la burocracia también va a presionar, como para que se pacten aumentos del 20%, cuando en todas las previsiones para este año, lo que menos se plantea es un 25, 26 o hasta un 30% de inflación”.

Fuente: www.ctarosario.org.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Rosario

sitio desarrollado en SPIP