" />
Rosario: Hacia Río + 20
Nalú Faria: "nosotras tenemos el gran desafío de que no mercantilicen la naturaleza"
Martes 3 de abril de 2012, por Corresponsalía Rosario *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En el marco de las actividades organizadas por la CTA ante la próxima Conferencia de Naciones Unidas Río + 20, en la cual los grupos de poder económico pretenden imponer una nueva perspectiva neoliberal pero con disfraz "verde", se realizó el pasado lunes 26 de marzo en Rosario una mesa redonda con ejes en el Trabajo, Género y Ambiente titulada “Economía ’Verde’ al Acecho”. Allí participó Nalú Faria, destacada activista feminista y social, a quien entrevistamos.

Compartir este articulo:

Nalú Faria vive en San Pablo, Brasil, desde donde impulsa la Marcha Mundial de las Mujeres, un movimiento de activistas feministas que busca combatir las causas profundas que generan pobreza y violencia sobre las mujeres y el pueblo. En una realidad donde los cambios que originan las multinacionales son cada vez más rápidos y la desigualdad en la distribución de la riqueza relega a miles y millones de personas a condiciones de vida precarias.

Ante la profundización de la globalización de la economía capitalista, se presenta la necesidad que tienen las y los trabajadores organizados en sindicatos, en movimientos sociales, a transitar desde la autonomía una construcción colectiva articulando acciones unificadas para cambiar esta realidad.

Nalú Faria visitó nuestra ciudad el pasado lunes 26 de marzo en el marco de la conferencia internacional de Río + 20. Actividad política que organizó la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA los días 28 y 29 de marzo poniendo en cuestión desde los distintos paneles el desarrollo sustentable que proponen como nuevo paradigma, la llamada “Economía Verde”.

Acompañaron a esta militante internacionalista, que primero dio su visión de género en las instalaciones de ATE Rosario, Pablo Bertinat integrante del Taller Ecologista Rosario y Gustavo Terés, Secretario General de la CTA Rosario.

Terés planteó la necesidad de asumir desde las organizaciones de los trabajadores la problemática ambiental, para llegar con una voz propia a la Cumbre de los Pueblos en Río + 20 y seguir construyendo más allá. En tanto que Bertinat describió con gran claridad las nuevas estrategias neoliberales que los mercados están asumiendo, buscando la privatización y la mercantilización de los bienes comunes de nuestra América: la Economía “Verde”, como han dado en llamarla.

A continuación, compartimos esta entrevista realizada por los equipos de Formación de ATE y de Comunicación de la CTA Rosario, donde la compañera paulista destaca el rol de las mujeres en el mundo de la economía, su participación y el recorrido de sus luchas por el reconocimiento de igualdad de condiciones, haciendo eje en la creación de un mundo necesario contra este posible, que sólo ofrece a través de sus gobernantes alianzas con las empresas capitalistas transnacionales que son perjudiciales para intereses de todos los trabajadores del planeta.

¿Qué medios alternativos tenemos las mujeres en el terreno de la economía?

Nosotrps en el tema de la economía siempre hemos planteado básicamente dos cosas: la primera, que la economía dominante que que vivimos nosotros, que es la economía capitalista, sólo reconoce como económico aquello que es producido en el mercado y con eso oculta e invisibiliza montones de relaciones económicas que están basadas en el trabajo, en particular de las mujeres pero también el trabajo para el autoconsumo, porque no se trata solamente una asunto de rédito económico. En el segundo punto, siempre decimos que más que demandar derechos, reivindicaciones, queremos que sea reconocido el aporte económico de las mujeres. No sólo para su remuneración, porque incluso pensamos en otra economía que no sea basada en el mercado, sino en una práctica de reciprocidad de distribución que reconozca todo el trabajo necesario en la reproducción de la vida, desde el trabajo doméstico, como necesidad de la sociedad para sostener la vida humana.

¿Estamos hablando de nuevos modelos de producción?

Sí, porque esto nos remite a discutir lo siguiente: ¿qué queremos producir, qué necesitamos producir, cómo producir, cómo distribuir? Porque actualmente todo es pensado en función del mercado, del beneficio de las empresas capitalistas y no del bienestar de todas y todos y mucho menos de la armonía de la naturaleza. Por eso lo que proponemos es otro paradigma basado en la vida humana, justamente centrado en función de la vida en armonía con la naturaleza. Significa replantear lo que consumimos, la producción industrial que necesitamos, orientarla a un proceso de consumo para el bienestar.

¿Cómo se articulan los 80 países que forman parte del movimiento mundial de mujeres?

Nuestra construcción tiene una coordinación nacional, nos encontramos cada dos años, realizamos encuentros internacionales y elegimos un Comité Internacional que está compuesto por militantes de distintas regiones del mundo más un Secretario de Coordinación Nacional.

¿Y cuáles son los ejes de la Marcha Mundial de Mujeres en el presente?

La marcha empezó contra la pobreza, contra la violencia, después se construyó la Carta mundial de mujeres para humanidad, basada en los ejes de libertad, igualdad, de justicia, paz. Hoy trabajamos con plataforma completa y tenemos esta carta como referencia, con cuatro campos de acción: el trabajo para la autonomía económica de las mujeres; un marco libre de violencia; el derecho a los bienes comunes y de servicios públicos y la organización.

Hablamos de la soberanía que comienza en nuestro cuerpo. Con respecto a la soberanía de la tierra, ¿cómo trabaja la marcha de mujeres este eje tan importante en la lucha por la igualdad de los derechos hacia un mundo necesario y no en el marco de posibilidades que da este contexto capitalista de mercado?

La propuesta de soberanía alimentaria es una herramienta muy importante para trabajar el tema de la relación con la tierra. Respecto de los alimentos hay que destacar la propuesta de las mujeres de la Marcha para los movimientos campesinos. En relación al trabajo, el rol hisórico de las mujeres en el trabajo de la agricultura se dio en un contexto de no reconocimiento, sin igualdad. Para que haya soberanía alimentaria, hay que abrir esas relaciones a relaciones con igualdad. Y por supuesto en relación con la soberanía sobre el cuerpo. Y también tenemos una extensa lucha contra la violencia y la reivindicación del derecho de las mujeres a decidir en relación a la maternidad y la interrupción del embarazo no deseado.

¿En estos momentos desarrollan una campaña sobre el aborto seguro para no morir?

A nivel internacional no hay una campaña, en general es a nivel de los países donde la gente se involucra en campañas en relación al tema del aborto. En ese tema por supuesto que hay diferencias en el modo de involucrarse, muy diferente en un país de África, de Asia o un país de América Latina.

Nalú, Nalú mujer, ¿qué te trae a Rosario?, ¿cuáles son las inquietudes que te llevaron a visitar Argentina y Rosario en particular?

Porque soy militante de la Marcha en alianza con otros movimientos. Este año tenemos una actividad muy importante en la que estaremos participando y protagonizando que es Río + 20. La discusión sobre Naciones Unidas y las respuestas de los gobiernos frente a la crisis que vivimos hoy día, que más de una vez vienen como respuestas del mercado hoy bajo el nombre de "Economía Verde". Nosotras tenemos el gran desafío de que no mercantilicen la naturaleza y que justamente se respete el modelo de producción y de consumo. Vinimos para plantear nuestra lucha y ese debate acá. Nosotras somos parte del Comité que va a discutir en junio en Brasil, y aquí estamos para fortalecer este proceso.

Fuente: www.ctarosario.org.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Rosario

sitio desarrollado en SPIP