Derechos Humanos
Confirmado: Las dos niñas argentinas fueron capturadas con vida por el Ejército paraguayo y luego ejecutadas
Jueves 14 de enero de 2021, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En una conferencia de prensa convocada por la Gremial de Abogados con acompañamiento del SERPAJ, la APDH La Matanza, Madres Línea Fundadora, el CELS y la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes, entre otros, los organismos involucrados en la causa por el asesinato de Lilian Mariana Villalba y María Rosa Villalba denunciaron que las niñas, argentinas de 11 años de edad ambas, fueron llevadas vivas por la Fuerza de Tarea Conjunta de Paraguay el pasado 2 de septiembre

Compartir este articulo:

El dato, que echa por tierra la versión del Gobierno de Mario Abdo Benítez según la cual la muerte se habría producido en un enfrentamiento, surge de la declaración de dos sobrevivientes del grupo, primas de las niñas fusiladas, que después de cuatro meses escapando de las fuerzas paraguayas por el monte lograron regresar a Argentina y en las últimas horas contaron todo lo que vivieron.

Además, brindaron detalles sobre la desaparición de la prima de las dos niñas, Carmen Elizabeth Oviedo Villalba, “Lichita”, de 14 años, nacida en Paraguay pero residente en Argentina desde 2010, hija de los dos líderes del EPP presos en Asunción desde hace 17 años.

Las niñas y las mujeres de la familia habían viajado a conocer a sus padres, campesinos paraguayos y por la pandemia no pudieron regresar a Misiones. Los militares atacaron un campamento en el que se estaban refugiando mientras desayunaban y, ahora se sabe, capturaron a las nenas y luego las asesinaron. Una parte del grupo pudo escapar. Laura, la tía de las niñas, enfermera que vivía y trabajaba en una clínica en Misiones, fue apresada y está en un destacamento militar. Carmen está desaparecida. Las otras dos jóvenes -Anahí, melliza de “Lichita”, y Tamara Tania, de 19 años, otra prima-, lograron regresar a Argentina el 23 de diciembre pasado. Y ayer declararon ante el Comité de los Derechos del Niño de la ONU y ante la Defensoría de la Niñez de Argentina.

De la conferencia de prensa participó Miriam Villalba, madre de una de las niñas ejecutadas. Además, informaron que la misión internacional que viajó a la zona de conflicto a recabar datos encabezada por La Gremial de Abogadxs concluyó su tarea y se dispone a abandonar Paraguay.

Los hechos

Laura Taffetani, de La Gremial de Abogadxs, explicó: “Carmen Elizabeth es herida en la pantorrilla pero logra huir, comienza una odisea porque el Ejército las fue hostigando, escuchaban tiros todas las noches, fueron acompañadas por tres personas que las estaban ayudando, que fueron asesinadas el 20 de noviembre con tiros a distancia, con teleobjetivo y sin voz de alto”.

“Ellas lograron huir, Carmen Elizabeth vuelve a ser herida con un roce en la cabeza, sin ayuda, sin conocimiento de la zona, comienzan a escapar a través del monte, con helicópteros encima y disparos, sin comida y sin agua.”, continuó.

“Carmen queda en un lugar, salen a buscar comida y agua y cuando vuelven no la encontraron, había una bolsa de agua, con lo cual es difícil pensar que salió por su propia voluntad. Al buscarla, Laura es detenida y las otras dos chicas logran salir de Paraguay y llegar a Argentina”, detalló la abogada y agregó: “Laura es detenida en un reten, se identifica, le plantan una mochila con armas, se encuentra detenida en un cuartel militar sola, la única mujer en ese lugar, con medidas de aislamiento, acusada de ser parte de la organización y encargada del reclutamiento de niños”.

“Anahí y Tamara Tania han declarado ante la relatoría de Naciones Unidas y ante la doctora Marisa Graham, Defensora de Niños y Niñas en Argentina. Todo esto que muestra una política dirigida a la familia Villalba y a las niñas, a las hijas e hijos de combatientes del EPP”, completó.

Sobre la actuación del gobierno argentino, Taffetani explicó: “El gobierno ha planteado varias cuestiones por vía diplomática, ha solicitado el ingreso del Equipo Argentino de Antropología Forense, se lo han negado diciendo que las niñas no son nacidas en Argentina, aunque el gobierno ha enviado toda la documentación, ya no hay excusas para negar la autopsia. Tenemos constancia de que el gobierno de Paraguay no las está buscando, llamamos a la solidaridad internacional para que permitan el ingreso de un equipo de búsqueda”.

Por su parte, Marisa Graham, Defensora de Niños y Niñas y Adolescentes de Argentina, denunció: “Venimos reclamando una investigación exhaustiva, pero la comunicación del gobierno paraguayo fue muy confusa, primero dijeron que eran mayores, borraron las pruebas, quemaron las ropas con la excusa del protocolo covid y las vistieron de guerrilleras”.

“Además de la investigación del Comité de Naciones Unidas también estamos pidiendo la aparición de la hermana de Tamara Anahí, que pidió que por favor buscáramos y encontráramos a su hermana.”, agregó.

Por último, también se refirió a la necesaria intervención del gobierno argentino en el caso: “La Cancillería nos está acompañando pero necesitamos más impulso, para que el EAAF pueda trabajar en los cuerpos de las niñas y para la búsqueda y aparición con vida de Lichita”

Miriam Villalba, madre de una de las nenas asesinadas, dijo: “Lo que estamos buscando, aunque no vamos a recuperar a nuestras niñas, es que nunca más vuelva a suceder algo así en Paraguay”.

“Las únicas causas que se encuentran bien avanzadas son las que se abrieron contra nuestra familia y especialmente contra mi hermana Laura.”, lamentó.

Y finalmente, reclamó: “La única confianza que tenemos es en el apoyo internacional de muchísimas organizaciones de varios países. Teníamos la esperanza de que hubieran muerto en un fuego cruzado, pero en todo momento sabían que estaban fusilando a dos niñas de 11 años, por eso fueron a festejar sobre los cuerpos”.

“Ahora entiendo lo que pasaron las Madres de Plaza de Mayo buscando a sus hijos y sus nietos. Presentamos un habeas corpus por Lichita, pero muy rápido fue rechazado, las autoridades se limitaron a responder enviando el legajo familiar, algo que nosotros no necesitábamos porque ya sabemos cómo está conformada nuestra propia familia.”, finalizó.

Nora Cortiñas, ratificó su solidaridad con la familia Villalba: “Las Madres hemos estado desde el principio junto a Miriam y toda su familia, estamos haciendo un seguimiento y muy apegadas a todas ustedes, sabemos lo que es el dolor, hay que insistir con el gobierno argentino, que presione para que aparezca esta chiquita de 14 años. Miriam, te abrazo con todo mi amor y nunca te vamos a dejar sola”.

El caso

Gran parte de la familia Oviedo Villalba debió escapar a Puerto Rico y Misiones, Argentina, hace más de diez años debido a la persecución y represión que el Estado paraguayo despliega sobre todo el círculo de afectos de Carmen Villalba y de Alcides Oviedo, fundadores y líderes del Ejército del Pueblo Paraguayo, presos políticos en su país. Las FTC se han ensañado hace años con las mujeres, niños y niñas de la familia, que no participan de la organización guerrillera y que ni siquiera viven en Paraguay.

Sobre el grupo internacional que viajó a Paraguay a recabar información para intentar encontrar a Carmen, Taffetani explicó: “La tarea es muy difícil porque todo el tiempo estuvieron rodeados de cinco o seis camionetas del FTC, además cada vez que entrevistaban a alguien luego las fuerzas lo interrogaban. No hubo hostigamiento físico pero si intimidación. Hace falta un equipo especial para ingresar a la zona de monte, pero Paraguay se niega, necesitamos una estrategia con mucho respaldo internacional para que no se puedan negar”.

Relación diplomática

La negativa del gobierno de Abdo Benítez a la solicitud de la Cancillería argentina para examinar los cuerpos de las dos niñas generó tensión entre ambos países. Y la desaparición de Carmen Elizabeth puso la relación en un punto de difícil entendimiento.

Dos días después del asesinato en el campamento de Yby Yaú, departamento de Concepción, el canciller Felipe Solá exigió al Gobierno paraguayo el “esclarecimiento y la identificación de responsables” de las muertes. El Presidente Abdo Benítez celebró el operativo y se fotografió en el lugar de los hechos.

Además, el General Héctor Grau, de la Fuerza de Tarea Conjunta, había acusado a la Argentina de convertirse en una “guardería de soldados del Ejército del Pueblo Paraguayo”. La Cancillería rechazó esos dichos.

El 29 de diciembre, el comisario Nimio Cardozo, Jefe del Departamento de Antisecuestro de la Policía Nacional de Paraguay, reconoció públicamente la realización de tareas de inteligencia en suelo argentino.

“Estamos muy encima de lo que está pasando, y estamos interviniendo porque se trata de ciudadanas argentinas y queremos que se determinen las responsabilidades. Lo único que queremos es el esclarecimiento del hecho y la aparición de la menor”, dijo recientemente el Jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, al periodista Santiago Rey para el DiarioAr.

Fuente: Canal Abierto

sitio desarrollado en SPIP