Gracias a la lucha en red
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos condenó los femicidios de las dos niñas tucumanas
Miércoles 28 de octubre de 2020, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Gracias a la lucha de la CTA Autónoma, la Multisectorial de Mujeres y Disidencias de Tucumán, de Periodistas Argentinas y de otras organizaciones sociales y sindicales, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó los femicidios de Abigail Riquel (9) y Abigail Luna (2) y llamó al Estado a “que actúe con la debida diligencia durante las investigaciones”.

Compartir este articulo:

El organismo internacional declaró que “recibió información sobre asesinatos y actos de violencia de género contra 2 niñas, de 9 y 2 años en Tucumán. En el primer caso, la víctima fue desaparecida y luego, fue violada y asesinada; en el segundo, la niña habría sido asesinada por su padrastro”. Al tiempo que afirmó que la “CIDH condena enérgicamente estos actos y llama al Estado a que actúe con la debida diligencia durante las investigaciones, tomando en cuenta las connotaciones discriminatorias basadas en género y determinando si los casos encuadran dentro de la categoría de feminicidios”.

Por otra parte, señaló que “ante los reportes de que la policía no habría actuado de manera inmediata para investigar la desaparición denunciada, la #CIDH recuerda que el Estado tiene el deber de actuar con la debida diligencia y protección reforzada, previniendo la violencia contra las niñas”.

Fue en conferencia de prensa, llevada adelante este lunes de manera virtual, cuando Silvia León, Secretaria de Igualdad de Oportunidades y Géneros de la CTA Autónoma, expresó: “La pandemia ha dejado al descubierto la situación de hambre, violencia, pobreza y hacinamiento de nuestro pueblo. En este contexto venimos denunciando la ausencia de políticas públicas con perspectiva de géneros de los gobiernos con acciones que pongan un freno a los femicidios, que no sólo no han parado sino que han aumentado”.

En este sentido, León indicó que esto es parte fundamental de lo que viene reclamando el movimiento feminista: “La mayoría de las políticas que se implementan, no tienen impacto real en nuestras vidas. Vemos además una complicidad policial que permite que siga habiendo femicidios. Debemos rodear estas situaciones, acompañar a las compañeras y profundizar la unidad como único modo y exigir la renuncia de los funcionarios responsables”.

Luego, Leonor Cruz, Secretaria de Igualdad de Oportunidades y Géneros de la CTAA Tucumán, e integrante de la FeNaT y de la Multisectorial de Mujeres de Tucumán, agregó: “queremos denunciar la impunidad con que vivimos”, y contó que son la tercera provincia en número de femicidios. “Desde hace tiempo venimos denunciando la escalada de violencia de género y la inacción del gobierno provincial con ausencia de políticas públicas. Necesitamos que se declare la emergencia”, agregó.

Asimismo Cruz repudió el intento de algunos sectores de poner el femicidio de Abigail Luna y Abigail Riquel como una cuestión de “inseguridad”: “Rechazamos este concepto, como así también que se haya usado el video de Abigail en el sentido en que se hizo. Queremos la renuncia de Maley, porque la situación de desamparo en que se dejó a esa familia es la que hizo posible la violación y asesinato de Abigail”.

También rechazó el linchamiento seguido de muerte del principal sospechoso de asesinato: “No creemos en el ojo por ojo, queremos justicia. Pero entendemos que la gente está harta de la pobreza, de la desidia, del abandono”, dijo y denunció: “En esta provincia no se respeta ninguno de los derechos que hemos conquistado, tenemos que salir a pelear por todo: Ley Micaela, ESI, todo. Fue la familia la que la encontró muerta a 4 cuadras de su casa, esa familia a la que no se le tomó la denuncia, venía violentada en sus derechos desde hace mucho tiempo”.

A su turno, Claudia Baigorria, Secretaria Adjunta de la Central, describió: “Es una situación de mucha injusticia, en un escenario emblemático de violación sistemática de los derechos humanos desde hace décadas. Hay un nivel de violencia institucional enquistado. Seguir hablando de estas violencias institucionales y machistas es algo que duele en lo más profundo”, dijo y recordó los hechos ocurridos tras la desaparición de Marita Verón y la lucha de Susana Trimarco junto al Movimiento de Mujeres.

“Allí falta Estado, hay un Estado ausente, que se retira de su obligación de ser sostén y garante del cumplimiento de derechos”, denunció la dirigenta y ratificó la necesidad de seguir construyendo la unidad para luchar por “políticas activas que lleguen a nuestros barrios, a nuestras mujeres, a nuestras hijas e hijos”.

Por su parte, la secretaria de Género de la CTAA Capital y directora del Departamento de Géneros de ATE Nacional, Clarisa Gambera, propuso “politizar las muertes”, y explicó: “Hay provincias donde el Estado tiene que ver con las economías ilegales y las fuerzas de seguridad. Donde las políticas de cuidado retroceden y desde las organizaciones tuvimos que hacernos cargo, mientras avanza el Estado represivo”.

En esa trama, explicó Gambera, los cuerpos de las mujeres y las niñas, son botín de guerra: “La impunidad en esta trama es más grave. Las muertes de Tucumán y Jujuy son muertes políticas, y no es un problema de mujeres, es un problema que deben abrazar nuestras organizaciones en alianza colectiva y nacional. Cuando el Estado se retira, aparecen los linchamientos, tenemos que proteger a nuestras comunidades de estos esquemas que reproducen la violencia”.

sitio desarrollado en SPIP