Coronavirus
Emergencia sanitaria: la CTA-A Rosario en los barrios
Viernes 3 de abril de 2020, por Corresponsalía Rosario *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La CTAA Rosario suma su lucha en barrios de la ciudad para paliar los efectos de la crisis. En los territorios la situación se agrava día a día, sumando a la pobreza estructural. Afrontar la cuarentena en aislamiento se hace muy difícil cuando la economía informal en la que buena parte subsisten las personas que habitan los territorios hoy ofrece nulas posibilidades. Sin changas, no hay plata. Así es como la solidaridad es un lazo esencial para la resistencia y la subsistencia.

Compartir este articulo:

En barrios como Belgrano y Bella Vista, la CTA Autónoma Rosario llevó su solidaridad. Existe un drama alimentario: llegar a la comida asegurada del mediodía que hoy es sostenida por los comedores escolares al que acude un adulte de la familia, para luego en el hogar compartir entre todes, suprimiendo en muchos casos la cena.

En el caso de la organización El Hormiguero de Barrio Belgrano, hay un trabajo territorial de cuatro años con las infancias y las mujeres, participando de diversos espacios de encuentros. En Bella Vista hubo cocina comunitaria a leña sábado y domingo. Entre los dos barrios el fin de semana se dio alimentos a 150 personas y, durante la semana, esa cifra se duplicó.

Sin dudas hay una enorme falta de variabilidad de los alimentos que repercute en la falta de nutrientes necesarios. Las organizaciones territoriales en este contexto somos los vasos comunicantes de las diferentes situaciones sociales, para articular las políticas del Estado y, con la solidaridad como pilar esencial, colaborar en mejorar la situación de quienes más desprotegides están y resistir la pandemia que nos afecta mundialmente.

El desafío está en marcha en nuestros lugares de anclaje mano a mano, sostenemos el acompañamiento y sostenimiento que se requiere.

Seguimos diciendo que el hambre es un crimen y tiene responsables. En este momento es esencial acompañar desde la Central las acciones necesarias para que la cuestión sanitaria sea atendida. Nuestra salud hoy está en nuestras manos. La falta de higiene, hacinamiento y la falta de controles siguen generando un alto riesgo al contagio. En los barrios el mayor factor de riesgo es la pobreza generada por la desigualdad.

Miles de personas viven en malas condiciones de salud, carentes de infraestructura y hay falta de agua en zonas como Empalme, La Cariñosa, Pérez, entre otros lugares. Se carece a la vez de espacios recreativos para jóvenes y niñes, como de atención para las víctimas de violencia de géneros. Y vemos con suma preocupación cómo lo peor del accionar represivo de las fuerzas de (in)seguridad se despliega en las barriadas.

Comunicación CTAA Rosario

* Equipo de Comunicación de la CTA Rosario

sitio desarrollado en SPIP