Fesprosa
Valorar y proteger a los trabajadores de la salud, precondición para una batalla exitosa contra el COVID-19
Lunes 30 de marzo de 2020, por Prensa FESPROSA *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Vía teleconferencia y con la participación de 16 provincias, el Consejo Ejecutivo Nacional de Fesprosa se reunió y analizó el conjunto de las implicancias económico sociales, sanitarias y laborales de la pandemia. El siguiente documento es el resultado de ese debate.

Compartir este articulo:

La protección de los trabajadores y trabajadoras

La experiencia de enfermedad y muerte entre los trabajadores de la salud de Italia, España y, ahora, EE.UU está vinculada a la insuficiencia de equipos de protección personal (EPP). La OMS estima en un 40% el faltante mundial. Las informaciones que llegan de todo el país indican que la Argentina padece el mismo problema. Los equipos son insuficientes y no hay información clara sobre el volumen del faltante ni las medidas tomadas para superarlo. El Ministerio de Salud maneja modelos matemáticos que son públicos sobre el impacto de la pandemia. En las normas publicadas en su página web indica los siguientes requerimientos de EPP por día y por paciente positivo internado:

- Batas -25 unidades
- Mascarillas médicas – 25 unidades
- Equipo de protección respiratoria (N95, FFP2 o equivalente) – 1 unidad
- Guantes, no estériles – 50 unidades
- Gafas o protector facial – 1 unidad

No es difícil colegir que se necesitan varios millones de unidades que hoy no están disponibles. La Fesprosa requiere un informe sobre el stock nacional consolidado, el faltante estimado e insta a que los Ministerios de Producción y de Salud intervengan de manera urgente y enérgica entre los posibles productores para que junto al apoyo de la comunidad pueda alcanzarse una provisión adecuada.

¡Con Menos No!

Argentina es signataria de los convenios 155 y 187 de la OIT que facultan a los trabajadores a cesar en sus tareas si éstas implican un riesgo inminente para su salud o su vida. “Si no queremos llegar a esos extremos hay que actuar ya”, destacó el Consejo Ejecutivo Nacional.

El reconocimiento al esfuerzo

Fesprosa sigue reclamando la continuidad de la negociación paritaria en todos los niveles durante la crisis. En el orden nacional, para fijar un piso de derechos para los trabajadores durante la pandemia. En cada jurisdicción, para evitar el derrumbe del salario real ya que el bono otorgado por el Gobierno nacional es apenas un paliativo que de por sí no garantiza la mantención del poder adquisitivo. Durante la emergencia se habilitó la continuidad de la paritaria del sector privado de salud mientras se cerraron las del sector público y la patronal privada fue favorecida con la eximición de aportes patronales.

Necesitamos planes concretos de desprecarización en todas las jurisdicciones junto a un piso de 70.000 pesos para los trabajadores abocados a la emergencia. Fesprosa se opone a monetizar el riesgo. “Como dijimos antes, no cambiamos salud por dinero. Bregamos por insumos y Equipos de Protección Personal de calidad y en cantidad suficientes”, aclaró el CEN.

Impuesto a las ganancias

Los trabajadores de la salud deben ser eximidos del impuesto al salario durante la pandemia. El artículo 6 de la ley 27.480 habilita a concretarlo mediante instrumentos al alcance del Poder Ejecutivo Nacional.

El COVID 19 es una enfermedad profesional

El Poder Ejecutivo debe instruir a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo para que el COVID-19 sea incluido en el listado de enfermedades profesionales para los trabajadores de la salud. Ello llevará al pleno reconocimiento como tal por parte de las ART y de los autoseguros provinciales. Esta recomendación fue avalada en su reciente pronunciamiento sobre la pandemia por la Organización Internacional del Trabajo.

Diálogo social: funcionamiento de los comités de crisis

A pesar de la posición del Ministerio de Salud de la Nación a favor de la integración de los trabajadores en los Comités de Crisis a nivel nacional, provincial, municipal y hospitalario, son contados los casos donde esta integración ha ocurrido. “Observamos con preocupación una creciente tendencia al manejo tecnoburocrático de la crisis, (funcionarios más "expertos") con exclusión de las organizaciones gremiales. Exigimos la convocatoria a las representaciones de los trabajadores para que seamos parte activa y fundamental de los Comités como parte del diálogo social”, manifestaron.

Preservar las libertades y el estado de derecho

El cumplimiento de las normas de restricción y la actuación de las fuerzas de seguridad deben llevarse adelante preservando en un todo el estado de derecho.

Unidad de acción de las y los trabajadores

La Fesprosa convoca al conjunto de las organizaciones gremiales de los trabajadores de la salud en particular y de la clase trabajadora en general a acordar puntos mínimos de trabajo durante la crisis, por encima de diferencias políticas o gremiales previas. En particular, para la defensa de los derechos económicos de los trabajadores de salud y por el pleno cumplimiento de las normas y condiciones de bioseguridad.

Por lo pronto, mañana CTA-A, ATE y Fesprosa se reunirán con las autoridades del Ministerio de Salud para analizar cada uno de estos puntos, como parte del funcionamiento regular de la mesa salud-trabajo-sindicatos para monitorear el cumplimiento de las pautas establecidas a nivel nacional.

* Equipo de Comunicación de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA)

sitio desarrollado en SPIP