Capital Federal
Aportando a la construcción del buen vivir en la Ciudad
Jueves 12 de diciembre de 2019, por Corresponsalía Capital Federal *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Entre el 22 y el 26 de noviembre la Secretaría de Formación de CTA-A de Regional Capital, la FEDEVI (Antena Sur AIH) y la Universidad Popular Urbana (UPU) de la Alianza Internacional de Habitantes organizaron un ciclo de clases abiertas en distintos territorios en los que construye a diario la Central, que finalizó en la Facultad de Ingeniería de la UBA.

Compartir este articulo:

Fueron convocantes y promotores de esta actividad internacional el Frente de Bachilleratos Populares de la CTA-A Capital, Frente de Organizaciones Sociales Salvador Herrera, la Regional Centro de la CTA-A Capital y Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria de la FI/UBA. Participaron en las 3 clases y panel de cierre alrededor de 150 personas entre quienes se contó no sólo a las y los compañerxs de las organizaciones convocantes sino también a estudiantes y educadores del Polo Educativo IMPA, vecinos y vecinas integrantes de organizaciones hermanas en los barrios, de asambleas de vecinos organizados por una problemática urbana en particular y hasta integrantes de la organización que lucha por la tierra en Chaco. Contamos con la presencia y participación especial del profesor Alessio Surian, Coordinador Internacional de la Universidad Popular Urbana, Educador Popular, militante de organizaciones de inquilinos, quien generosamente vino a escuchar, intercambiar y compartir sus saberes en materia de derecho a la ciudad.

La secretaria de Formación de la CTA-A Capital, Daniela Rodríguez, habló acerca de cómo surgió esta actividad y dijo: “Este ciclo de clases abiertas surge de un proceso que nos venimos dando en nuestra regional que tuvo que ver con visibilizar y poner en común las diferentes experiencias en las que está involucrada la central en lo que hace a eso que llamamos como nuestrxs hermanxs andinxs, el buen vivir en la ciudad. Para las clases, pudimos visitar apenas tres territorios pero somos conscientes que cada día, en cada lugar que nos toca organizarnos damos la pelea por una ciudad que no nos expulse, una ciudad más igualitaria, participativa y que contemple las necesidades de la clase trabajadora y oprimida del territorio de la Ciudad de Buenos Aires.”

En el mismo sentido, los compañeros secretarios General y Adjunto, Pablo Spataro y José “Pepe” Peralta y los compañeros integrantes de la Regional Centro, como Carlos Méndez y Mariano Pasi, remarcaron la importancia de poder integrar las luchas en el territorio porque en definitiva las y los trabajadores somos habitantes de la ciudad y las y los vecinos son a su vez trabajadores de la misma. Por su parte, Cristina Reynals, quien representó a la FEDEVI y a la AIH, contó cómo vivió esta experiencia: “La experiencia de trabajo conjunto ha sido muy enriquecedora, generó una articulación estratégica y dio un marco para la producción de conocimientos que atravesó diferentes sectores, tanto profesionales como de pobladores y pobladoras, trabajadores y trabajadoras, dando un marco para el aprendizaje y la reflexión de los conocimientos acerca de cada territorio, la vida y la lucha en cada territorio y a su vez la posibilidad de reflexionar con temáticas más globales acerca de los fenómenos de la ciudad. Por mi parte, he salido muy enriquecida y aprendí muchísimo tanto de la organización de trabajadores como de las y los cursantes y espero que sea el comienzo de una de las tantas otras actividades conjuntas que colaboren para nuestra formación permanente.”

La compañera Daniela además contó que en el 25 de noviembre en la Regional Centro, CTA-A Regional Capital y la Alianza Internacional de Habitantes, firmaron un convenio de mutua colaboración en todo lo relacionado a la producción colectiva de conocimientos, al intercambio de materiales y a la realización de acciones conjuntas relacionadas a la lucha por el Derecho a la Ciudad, siendo este ciclo de charlas la primera iniciativa llevada a cabo”.

En cuanto a las actividades y temas particulares trabajados, sus organizadores comparten la siguiente síntesis:

El viernes 22 de noviembre, en Barrio Pirelli, nos recibió el Frente de Organizaciones Sociales Salvador Herrera y se expusieron las problemáticas del proceso de urbanización de las villas durante la gestión Larreta: la falta de acceso al agua y a los servicios y equipamiento básico, la crisis medioambiental de la ciudad aún más grave en nuestros barrios más humildes en los que no se tiene ni derecho al arbolado ni al saneamiento de las calles y por último a la falta de reconocimiento del trabajo realizado mayoritariamente por las mujeres en sus territorios para promover y defender las necesidades de las y los vecinos.

El sábado 23 en el Barrio Piletones, nos recibió el Bachillerato Popular Sol del Sur y luego de una recorrida por el barrio se expuso la opinión de las y los vecinos sobre la urbanización inconclusa promocionada como logro del gobierno de Larreta. Al reclamo de la falta de acceso a los servicios básicos como el agua y las cloacas, se suma la demanda de que se tengan en cuenta las necesidades educativas y en materia de salud del barrio, así como también se criticó la calidad constructiva de las viviendas aportadas por el gobierno, en la que por su escaso tamaño no entran las familias del barrio. Es un reclamo muy sentido para las y los vecinos, que el gobierno reconozca los derechos laborales de las y los profes del Bachillerato Popular Sol del Sur y otorgue salario al equipo pedagógico.

El lunes 25 nos recibió la Regional Centro, dándonos cita en la “Manzana 66”, en la que pudimos conocer la lucha vecinal en defensa del espacio público para el barrio, en una zona de la ciudad con poco acceso a las plazas, a los espacios verdes, públicos y arbolados. Ya en la flamante sede de la regional, que abarca las comunas del centro de la ciudad, expusieron representantes de distintas iniciativas vecinales a las que la regional ha brindado su apoyo y que reflejan la lucha por la defensa de los espacios públicos verdes, educativos, recreativos, para la salud, frente a los antipopulares y espúreos intereses de las grandes empresas constructoras, inmobiliarias y a un gobierno que defiende un modelo de ciudad como mercancía para quien pueda pagarla, un modelo de ciudad que fragmenta el acceso a derechos de acuerdo a la zona de la ciudad y que vive para favorecer a los intereses privados.

El martes 26, en el Consejo Directivo de la Facultad de Ingeniería de la UBA, nos recibió la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria, para finalizar el ciclo con un panel de presentación de experiencias entre las que destacamos especialmente la de la Organización La Boca Resiste y Propone, quienes nos contaron como fue el proceso organizativo de vecinos y trabajadores del barrio contra los desalojos frente al avance del negocio inmobiliario y la expulsión de vecinos y vecinas que toda la vida habitaron su barrio.

Contamos también con la presentación de lo trabajado por los bachilleratos populares pertenecientes al frente de Bachis de la CTA-A, quienes nos compartieron su realidad como escuelas populares en las villas, con un gobierno que nunca tiene en cuenta sus necesidades y reclamos al igual que ignora los de sus estudiantes. Agradecimos mucho la participación del presidente del Observatorio por el Derecho a la Ciudad quienes dio cuenta de la labor de esta institución en torno a la problemática urbana en nuestra ciudad. Finalmente contamos con la presentación final de nuestro invitado especial Alessio Surian quien se centró en la relación existente entre las luchas por el derecho a la ciudad y al Educación Popular, porque en definitiva se construyeron como herramientas populares con los mismos valores que destacan en primer lugar la necesidad de participación real, profunda y significativa de las personas en la transformación de sus condiciones de vida, en el disfrute y acceso a lo existente pero mejor aún, a la posibilidad de crear colectivamente lo que no existe, como una ciudad pensada por fuera de la lógica del mercado, una ciudad en la que quepamos todas y todos. Para finalizar, la compañera Daniela adelantó que el año entrante seguirán articulando con la AIH y la Universidad Popular Urbana para seguir apostando a la construcción de una conciencia ciudadana que haga de la lucha por el buen vivir en los barrios un pilar de la construcción cotidiana de la Central.

* Equipo de Comunicación de la CTA Capital Federal

sitio desarrollado en SPIP