Santa Fe
Recuperar el motor de la economía: El salario
Lunes 9 de diciembre de 2019, por Corresponsalía Santa Fe *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Frente a los cambios de gobiernos, desde la CTA Autónoma de la provincia de Santa Fe se onsidera que es central recuperar la producción, el trabajo y los salarios.

Compartir este articulo:

Se avecinan inexorablemente nuevos gobiernos, tanto en el ámbito municipal, provincial como nacional. Faltan apenas unas horas y la esperanza de millones de personas está enfocada en el desarrollo de la economía.

Venimos de años de pérdidas de todo tipo. El hambre acecha y es prioridad, necesita una resolución inmediata. La recuperación del empleo es otra de las prioridades, ya que miles de trabajadores y trabajadoras perdieron su empleo. Y, además, los estados provinciales, municipales y nacional funcionan con un número alarmante de precarizados/as con muy bajos salarios. Es responsabilidad del gobierno que viene resolver estas cuestiones centrales que con Macri generaron despidos, pérdida salarial y, en vastos sectores, destrucción de la economía familiar.

Quienes gobiernen a partir del 10 de diciembre deben generar políticas de empleo con la mirada puesta en la salud, la educación y la equidad de género. La seguridad social debe contemplar las necesidades de millones de jubilados y jubiladas, la gran mayoría actualmente en estado de pobreza, con haberes que hacen imposible cubrir necesidades básicas. Un claro ejemplo son los medicamentos, que son de primera necesidad y en la mayoría de los casos representa más del 50% de sus ingresos.

La principal herramienta de la clase para recuperar el salario son las paritarias, que desde el año 2004 se vienen desarrollando ininterrumpidamente. Frente a los cambios que se acercan, hay algunos interrogantes que merecen ser tenidos en cuenta, principalmente uno para que no vuelva a ser el salario la variable de ajuste: ¿Las paritarias serán en el 2020 una posibilidad concreta que garantice salarios dignos para los trabajadores y trabajadoras del Estado o continuarán siendo una cortina de humo, tal como en los últimos años, que fueron más proclives a generar escalas salariales por debajo de las necesidades que un trabajador debe cubrir para vivir dignamente?

Haciendo un poco de historia desde el lugar del país en el que estamos, desde que se incorporó ATE a la paritaria de la provincia de Santa Fe, en el año 2007, comprobamos que el salario fue parte de las variables de ajuste de los gobiernos, ninguno se salva, que implementaron políticas económicas que adaptaban los ajustes del gobierno nacional, ejecutándolas a través de decretos.

Vale recordar las deudas de la Nación en temas como coparticipación, Fondo Federal Sojero, obras públicas e ingresos que provienen de otras jurisdicciones, que fueron recortados abruptamente. Así, lesionaron la recaudación de los gobiernos provinciales y municipales directamente: sólo en 2017 y 2018 la provincia de Santa Fe sufrió pérdidas de más de 8.000 millones de pesos.

Un párrafo aparte merece la cláusula gatillo, usada como excusa con la promesa de recuperar poder adquisitivo para los trabajadores y las trabajadoras según los índices inflacionarios que se publican todos los meses. Quedó claramente demostrado que en estos contextos de economía recesiva este mecanismo no resultó de utilidad para recuperar salarios.

Las publicaciones que realiza periódicamente la Junta Interna de ATE en el INDEC ayudan a esclarecer el salario mínimo que deberían implementar los diferentes gobiernos de turno. De esta forma, reconocerían también a quienes sostienen las políticas de Estado y defenderían sin claudicaciones las negociaciones colectivas. Instancias que también se deben reformular en cada uno de los ámbitos vigentes, ya sea a través del Convenio Colectivo en el Estado nacional o de las paritarias abiertas en el Estado provincial y municipal de la provincia de de Santa Fe.

Insistimos: el hambre se debe terminar y todo lo que ayude a desterrar este flagelo será bienvenido. Como parte de esa lucha, es esencial generar políticas concretas que lleven a priorizar empleo genuino, dando lugar a la economía popular, integral y necesaria para desarrollar en todo el país una política de distribución de la riqueza y de ingresos equitativos y beneficiosos para las grandes mayorías. Otra de las salidas para paliar el hambre en forma inmediata es que el Estado legisle para todo el territorio nacional un impuesto a los grandes latifundios que generen ingresos en pos de la defensa de la soberanía y la necesaria reindustrialización de nuestra economía.

Un gobierno se va pero eso no quiere decir que las políticas neoliberales estén demolidas. En el camino de derrotarlas definitivamente, desde la CTA Autónoma de la provincia de Santa Fe consideramos que es central recuperar la producción, el trabajo y los salarios, que son un derecho universal que debe garantizar al trabajador y a la trabajadora una alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión, tal como lo establece la Constitución Nacional.

Fuente: CTA Autónomo provincia de Santa Fe

* Equipo de Comunicación de la CTA Santa Fe

sitio desarrollado en SPIP