Integración regional
La CTA Autónoma marchó en Chile en reclamo de una Asamblea Constituyente
Martes 12 de noviembre de 2019, por Mariano Vázquez *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Una delegación de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma, encabezada por su secretario General Ricardo Peidro y el secretario Gremial de la CTA Buenos Aires Carlos Díaz, acompañó en Santiago a la CUT de Chile en la multitudinaria marcha de trabajadores y trabajadoras que exigen una Asamblea Constituyente.

Compartir este articulo:

Casi un millón de personas se concentraron en el centro de la ciudad de Santiago en el marco de una huelga nacional que marcó un nuevo hito en la lucha del pueblo chileno para modificar el sistema político imperante.

A lo largo de la Alameda Bernardo O’Higgins, chilenos y chilenas marcharon expresándose a través de pancartas, carteles y actos simbólicos contra la injusticia del sistema político y social actual.

Banderas nacionales negras en señal de luto y otras con agujeros de bala recordando a los 23 asesinados en los 23 días de protesta, o los jóvenes con ojos vendados víctimas de los disparos indiscriminados de carabineros, explican lo que las propias Naciones Unidas destacaron como un triste récord histórico de agresiones en represiones policiales.

En ese marco, la presidenta de la CUT de Chile, Bárbara Figueroa, remarcó que el objetivo de la manifestación de hoy es detener el aparato productivo del país, así como los puertos y medios de transporte, para afectar al empresariado, que aún no se ha pronunciado sobre la crítica situación. A su vez, denunció una política de terror para que los trabajadores no se movilicen, mediante amenazas del sector empresario que podrían derivar en más de 100 mil despidos.

Por este motivo, hay un bloque de unidad social compuesto por más de 100 organizaciones que lleva adelante el pedido urgente de una asamblea constituyente.

La propuesta de la CUT chilena es tener una asamblea constituyente ya, pero no olvidó manifestar su tristeza y preocupación por el dolpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia y expresar su alegría por la liberación de Lula Da Silva.

Por su parte, el secretario General Ricardo Peidro manifestó que "la reacción del pueblo chileno es una victoria, un avance y una satisfacción para todos los que luchamos por mejores condiciones de vida para el pueblo trabajador".

De todos modos, aclaró que hay una pelea sin cuartel contra la derecha internacional que hoy, graficada en las declaraciones de Trump y Bolsonaro, y el silencio de Macri, celebran el Golpe de Estado fascista contra Evo Morales y demuestran haber iniciado una persecución contra los luchadores sociales.

“La alegría por Lula nos duró poco y nos recuerda que aún tenemos que protegerlo porque la situación del campo popular es complicada. Estamos en una lucha de clase contra los poderes fácticos.”, concluyó Peidro.

Se han vivido graves hechos de violencia, con más de un muerto por día desde que se iniciaron las manifestaciones, mientras el director de Carabineros expresa todos los días una declaración vergonzosa diferente sobre la represión violenta que su propia fuerza policial ejerce sobre el pueblo chileno.

Sin embargo, la presencia de una delegación internacional conformada por la CTA Autónoma, la CTA de los Trabajadores, el PIT-CNT y la CUT de Brasil demuestra la solidaridad internacional de clase y la mística plasmada abre las puertas al mundo sobre lo que está padeciendo nuestra región.

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

sitio desarrollado en SPIP