Crisis Alimentaria
Silvia Alcoba: “Para el Estado somos un número”
Jueves 10 de octubre de 2019, por Corresponsalía Córdoba *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La crisis aprieta y no da respiro, las barriadas riocuartenses se pueblan de comedores y merenderos que tratan de paliar el hambre de miles de personas de nuestra ciudad. Antes iban solo niñas y niños a merendar y a buscar un espacio de recreación, hoy familias enteras acuden por un plato de comida. La Secretaria General de la CTA Autónoma Regional Río Cuarto fue contundente: “Para el Estado somos un número”.

Compartir este articulo:

Río Cuarto no está exenta de lo que sucede en todo el país: Hambre, comedores desbordados y organizaciones sociales luchándola para brindar, de manera solidaria, un plato de comida.

Laura Anduelo forma parte de esta gran red organizativa que es el MAP (Movimiento de Acción Popular), integrante de la FeNaT (Federación Nacional Territorial) nucleada en la CTA-A (Central de Trabajadores de la Argentina, Autónoma). Laura, junto a su marido José Veas, tienen la copa de leche “Más que ángel”, ubicada en pleno corazón de barrio Obrero. Allí el desempleo creció al igual que los jóvenes que salen a buscarse el mango como sea y caen en la delincuencia.

“En Más que Ángel asistimos a 35 niñas y niños, con la merienda todos los días y con comedor los fines de semana. Generamos un espacio de integración a través del fútbol para que chicas y chicos, por medio del deporte tengan una instancia de contención. Estamos funcionando gracias a donaciones y recursos que nuestra organización genera para mantenernos”.

Laura destaca la importancia que la declaración de la Emergencia Alimentaria no quede solo en eso, en una declaración: “La Emergencia Alimentaria debe llegar a todo el país, a cada punto, la ayuda del Gobierno debe servir para sustentarnos hasta que haya una mejoría de la situación”.

Silvia Alcoba, es la Secretaria General de la CTA-A de Río Cuarto. Mujer, de los barrios y negra, como ella se autodefine “eso a más de una y de uno les jode mucho, no pueden creer que en nuestra organización una afiliada directa sea conducción y tengamos la posibilidad todas y todos de ser parte de la cabeza organizacional”.

Alcoba nos cuenta que en la actualidad existen 31 merenderos coordinados por el MAP, que es parte de FeNaT y de CTA-A. De esos 31 merenderos “15 son comedores, comenzamos con tres -dos de ellos en el oeste de la ciudad- con Mami Rita y La Barriada, eran centros comunitarios porque eso queríamos, espacios de encuentro, debate y recreación. Pero frente a la crisis hace casi tres años que no paramos de crecer porque las mujeres se acercan a nuestra organización buscando ayuda para organizar en su barrio copas de leche por la difícil situación en la que se encuentra el país y que hace eco en la ciudad”.

Actualmente la red organizativa no para de crecer y se regionaliza. Hace pocos días desde el MAP se inauguró una copa de leche en Sampacho y vecinas de las localidades de Bulnes y Las Vertientes se han acercado con el objetivo de generar instancias que permitan crear trabajo genuino a través de la conformación de cooperativas, y para eso acuden a la Central.

“Hoy los merenderos tienen la función de llenar pancitas, las compañeras ofician de mamás, psicólogas, médicas…van las pibas y los pibes y les cuentan a las referentes que tienen a alguien en su familia que se droga, que sufren violencia, han crecido los casos de violencia familiar y hacia la niñez con la crisis, hemos tenido casos de niñas y niños violentados y abusados.”, señala Alcoba con claras muestras de congoja.

“Yo creo que el Estado no es consciente de lo que pasa en los barrios, somos un número más, un bolsón más, un alimento más…no caminan los barrios van cinco minutos para la foto y se van, nosotros estamos ayudando a 2500 niñas y niños aproximadamente, incluidas personas de la tercera edad y familias completas que han perdido el trabajo y sus changas y vienen a buscar algo para comer…no sabemos cómo hacemos para funcionar, malabares, gestionando en el Estado Municipal, Provincial y Nacional a través de la FeNaT y también con actividades de autogestión de cada copita y de la CTA-A”, agrega Silvia.

La barrera de contención generada desde el MAP se ha visto desbordada, las donaciones que recibían muchas ya no existen debido a la crisis que también impactó en algunas empresas locales que la están pasando mal y ya no colaboran como antes, ante esto es imprescindible que la Municipalidad declare la Emergencia Alimentaria porque “no puede ser más importante el alumbrado público que el hambre”, remató Silvia Alcoba la Secretaria General de la CTA-A Río Cuarto.

DATOS EN RECUADRO

- Son 31 merenderos.

- De estos, 15 son comedores comunitarios.

- 3 huertas comunitarias.

- 1 Escuela de Boxeo.

- Fútbol Interbarrial.

- En proceso de conformación, hay tres cooperativas de trabajo.

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

sitio desarrollado en SPIP