Género
“Nos preocupa muchísimo la naturalización de la violencia que se da en Tucumán”
Martes 8 de octubre de 2019, por Alejandra Soifer *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Leonor Cruz es la Secretaria de Género de la CTA Autónoma en Tucumán. Militante abnegada por los derechos de las mujeres, conoce de cerca la realidad de los barrios de una de las provincias en las que la población ha sido más castigada por el ajuste: el 32% de los habitantes de Tucumán están debajo de la línea de la pobreza.

Compartir este articulo:

“En Tucumán la situación es muy compleja porque quieren mostrar una provincia en la que que todo está bien pero, en verdad, está empobrecida por todos lados: la agricultura familiar está devastada, hay barrios en los que la narcoeconomía ha pasado a ser parte natural de la estructura del barrio, las familias están totalmente desarmadas.”, describe Cruz.

Leonor, como vecina del barrio de Villa Muñecas, relata cómo se vive la naturalización de la pobreza y la violencia de primera mano: “Todos los años en Tucumán nos ¿premian’ como uno de los barrios más violentos. Ahora nos premiaron nacionalmente: somos el segundo barrio más vulnerable de la Argentina. Sí, ¡de la Argentina!”.

“La droga es ya parte natural de absolutamente todo”, describe la dirigente. “A los pibes y a las pibas les dicen "las zombies”…. Y en las películas, ¿quién es el zombie? Es el enemigo al que tenés que matar. Es el que te va a comer: esa es la identificación que tienen sobre nuestros jóvenes en Tucumán”.

Cruz describe que esta situación es aún peor para las niñas y adolescentes, las cuales “sufren una doble vulnerabilidad al exponer su cuerpo para conseguir la droga, al venderse por $5 por $10 o por $20, lo cual también conlleva a enfermedades sexuales. En Tucumán no se habla de las adolescentes en esta situación: niñas que están embarazadas o teniendo hijos siendo adictas.”

Las tareas del movimiento de mujeres tucumano

“En nuestra provincia hubo por lo menos 12 femicidios en lo que va del año; el Gobernador declara la provincia como “Pro-Vida” para naturalizar la violación de una niña y el embarazo producto de esa violación; tenemos 6 o 7 desaparecidas desde el caso de Marita Verón… Nos preocupa muchísimo la naturalización de la violencia que se da en la provincia”. Por eso, Leonor resalta el trabajo de la CTA Autónoma provincial junto a la Multisectorial de Mujeres, “solamente los movimientos sociales y nuestra central que venimos reclamando que aparezcan nuestras hijas, hermanas, sobrinas y que se les dé respuesta a las familias. Ni la Justicia ni el Estado se están haciendo cargo”.

El lema “niñas, no madres” es una de las consignas centrales entre las que se núclea el movimiento de mujeres tucumanas. En el mes de febrero se encendió el debate cuando los sistemas político, judicial y de salud obligaron a Lucía (de tan sólo 11 años) a someterse a una cesárea por un embarazo producto de una violación, haciendo caso omiso del protocolo de Interrupción Legal de Embarazo que rige en todo el país. El gobernador Juan Luis Manzur declaró la provincia como “provida”, y bajo ese paraguas se forzó a la nena a parir, pese a haber demandado su legítimo derecho a la interrupción legal del embarazo. Pocos días después del parto, el bebé falleció.

“El gobernador es un violento no solo por sus formas, sino que es un torturador porque permitió que el sistema de salud hiciera con Lucía todo lo que hizo,”, define Cruz.

Como parte de la Campaña por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito, que resalta la importancia de la Educación Sexual para decidir, la dirigente de la Central repudió que por presión de la Iglesia se levantara el debate en la legislatura de la Ley Micaela y destacó que “somos la única provincia argentina que no adhirió a la Ley de Educación Sexual”.

“Tucumán es la ciudad del cemento”, se lamenta Cruz cuando resalta la invisibilización que sufren las mujeres que trabajan en el sector productivo. “Es como si no existiera la mujer rural o de los barrios. Sus trabajos son muy variados y podrían garantizar el alimento en Tucumán.”

La FeNaT y el trabajo territorial de la Central

En ese marco, destaca el trabajo realizado por esta organización: “Creo que la FeNaT es el espacio donde se visibiliza y se discute la política territorial, que no es la misma que la de las compañeras asalariadas y la problemática violencia no es la misma que la de las compañeras asalariadas.”

Sin embargo, remarcó que desde la Central “queremos trabajo genuino y real para todas, no queremos que la compañera viva toda su vida de un subsidio, porque eso no le va a dar ni le va a pemitir vivir el proyecto de vida que nosotras decimos que queremos vivir.”

Cruz destaca la importancia de la FeNaT como forma de visibilizar el trabajo que desde siempre llevó adelante la CTA Autónoma a nivel nacional. “Hace 20 años que venimos diciendo que el Hambre es un Crimen tal como hoy se discute en relación a la Emergencia Alimentaria, siempre pusimos como prioridad a nuestros pibes y pibas”.

sitio desarrollado en SPIP