Río Cuarto
Diez años de sueños compartidos
Viernes 13 de septiembre de 2019
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A) de Río Cuarto, se ha caracterizado por una labor y una militancia barrial a lo largo de los años. Su fuerza y desarrollo territorial la llevan a tener hoy 31 merenderos desparramados a lo largo y ancho de la ciudad. Un acto que no alegra ni entusiasma, ya que a mayor número de merenderos y comedores, mayor el número de niñas y niños, adultas y adultos mayores, familias enteras que no pueden satisfacer una necesidad básica como es garantizar un plato de comida diario en sus hogares.

Compartir este articulo:

Entre estos espacios de contención y organización solidaria, se encuentra el Centro Comunitario “La Barriada” ubicado al oeste riocuartense, en la intersección de las calles Roque Sáenz Peña y Sadi Carnot. Este espacio de encuentro cumplió el pasado 11 de septiembre, 10 años.

10 años apostando a sueños, a luchas colectivas, a encuentros de vecinas y vecinos que buscan una vida digna en el territorio diario que transitan. La Barriada ha sido trinchera para muchas y muchos que en ella han encontrado un refugio, para llenar la panza a la tarde con una taza de leche caliente, para tomar unos mates, para aprender a escribir sus nombres con el programa de alfabetización para adultos, para buscar abrigo en los roperos comunitarios, para expresar las tristezas y las injusticias con la murga Los Retumbones Desbocaos. La Barriada es horizontalidad, comunión, organización popular y colectiva lograda por la auto gestión, el trabajo a pulmón que llevó levantarla, ladrillo por ladrillo, hilada tras hilada, cada bolsa de cal y pala de arena fue lograda, hace ya 10 años, por la venta de pollos, empanadas, rifas y un montón de instancias de finanzas propias de la organización CTA-A.

Este viernes se celebra a lo grande, con las vecinas y los vecinos siendo protagonistas, allí en esa plaza que estuvo años abandonada y hoy está refuncionalizada gracias al proyecto presentado en la primer edición del programa municipal de presupuesto participativo del año 2016, siendo esta obra pública ganada por el voto de la ciudadanía del oeste, que acompañaron el proyecto del espacio verde y siendo el proyecto de la CTA-A el primero de una organización social en ganar en el marco del programa PP.

Los festejos, seguramente estarán cargados de emoción. Es que hace pocos meses, quien fue la pionera y brazo fundamental de este espacio, ya no se encuentra entre nosotrxs. Quienes tuvimos la dicha de haber sido abrazadxs por ella sabemos lo que duele el no encontrarla en La Barriada, en una marcha, en una olla popular exigiendo dignidad por parte de un Estado (nacional, provincial y municipal), ausente en garantizar una alimentación sana libre y amasada. María Páez no estará para contagiar con su carcajada, para bailar, para compartir un vaso de vino y el pan amigo, fue ella quien allá por el 2008 junto a su marido Juan Maldonado dijeron: “che lxs chicxs de la CTA andan en los baldíos del barrio improvisando copas de leche y mesas para dar apoyo escolar…y si donamos un pedacito del patio de casa para que levanten un saloncito?”, y fue así que gracias a la generosidad de María y de Juan en ese año se comenzó a levantar este sueño colectivo que hoy cumple 10 años poblados de momentos de compartir victorias y derrotas.

Julia Giuliani para Retruco

sitio desarrollado en SPIP