Encuentro Provincial de Mujeres en Misiones
Abajo el patriarcado y el colonialismo
Viernes 6 de septiembre de 2019, por Alicia Rivas Zelaya *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El pasado 18 de agosto cientos de mujeres e identidades diversas participaron del 13 Encuentro Provincial Multicultural de Mujeres de la Tierra Colorada. Este año se realizó en la ciudad de Aristóbulo del Valle. Fueron parte de la comisión organizadora mujeres indígenas y se logró que el encuentro se definiera multicultural. Pobreza, exclusión, precarización laboral, violencia institucional, femicidios fueron los ejes de los 16 talleres.Patriarcado, capitalismo y colonialismo en el centro de la discusión.

Compartir este articulo:

En 2006 en la provincia de Misiones comenzó a escribirse la historia reciente de los Encuentros provinciales de Mujeres, tomando como ejemplo los encuentros nacionales, ese primer año las discusiones estaban centradas en la violencia física, doméstica o familiar, en la lucha por el acceso a las tierras, la defensa de la salud, el medio ambiente, las luchas de las mujeres campesinas, las tareferas.

El dorado fue sede de ese primer encuentro, convocado por mujeres organizadas de diversos sectores, muchas de ellas vinculadas a la Pastoral Social del entonces Obispo Joaquín Piña. Durante estos 13 años, los encuentros recorrieron varias localidades, fueron sumando y sumándose a diversas luchas, desde el pedido de justicia por los femicidios de hijos del poder, pasando por las denuncias de la feminicización de la pobreza, las luchas por los territorios, la recuperación de fábricas, las campaña por el aborto legal, hasta las campañas por la absolución María Ovando y Victoria Aguirre.

En Aristóbulo del Valle el desafío fue que las mujeres mbya de la provincia se sintieran parte del Encuentro, que pudieran también recorrer junto a las hermanas “yuruá” -expresión con la que identifican a quienes no pertenecen a los pueblos originarios- las distintas problemáticas que las aquejan. Aguyjevete a Territorio Mbya

El momento era además muy propicio, las cientos de mujeres llegaban a un territorio recuperado por las comunidades mbya del Alto Valle del Cuña Pirú a la Universidad Nacional de La Plata, haciendo valer así los derechos territoriales que les asisten y mostrando además la larguísima historia de resistencia y luchas.

El aguyjevete, el saludo tradicional de les mbya, fue la apertura formal del ya denominado Encuentro Provincial Multicultural de Mujeres de la Tierra Colorada y la invitación a compartir con fuerza y con la mayor sororidad las angustias, los reclamos, las resistencias y las luchas que son parte del Movimiento de Mujeres en Misiones.

“Nos sentimos muy fortalecidas en este espacio, creo que es la primera vez en 13 años que vamos a participar. Nos pareció importante que sea acá en Aristóbulo del Valle, porque en esta zona conviven muchas tekoa, comunidades. Y estamos con nuestra cuña carai –mujeres sabias- para fortalecernos para seguir estando juntas luchando por nuestros derechos” destacó Isabel Rodriguez, mujer mapuche que vive en la comunidad KaguiMiriRupadesde hace varios años, integrante de la comisión organizadora del Encuentro y la encargada de presentar el aguyjevete.

Talleres

16 talleres se pensaron para la conversación, el intercambio: Violencia de Género; Adolescencia, Juventud y Adicciones; Salud; Violencia Obstétrica; Ginecología natural; trata de personas y prostitución; Organizaciones Sindicales; Campaña Nacional por el aborto legal, seguro y gratuito; - Diversidad de Género y Disidencia Sexual; Educación Sexual Integral; Poder y Política; Educación, Docencia; Multiculturalidad e Interculturalidad; Medio

Ambiente; Abuso Sexual, Derechos humanos; Trabajo.

Tras los talleres, el plenario hizo visible la magnitud de las experiencias que circularon durante gran parte del día. Las denuncias por el avance sostenido y cruel de las formas de violencias que recrudecen con el ajuste brutal de la gestión de CAMBIEMOS y los gobernadores, la falta de trabajo, la precarización laboral, los salarios de indigencia, el hambre, la contaminación con agrotoxicos, la falta de tierras, las muertes por abortos clandestinos, el embarazo adolescente, la policialización de los barrios, el avance de formas diversas de represión, la criminalización de mujeres pobres, la falta de acceso a la salud, entre otros tantos.

También circularon esas formas –diversas, plurales- de organización que han ido fortaleciendo, enredando las luchas del movimiento feminista en esta parte del país. “Más de 600 mujeres participaron de nuestro encuentro, estamos muy contentas, fue muy importante para nosotras. Unas 22 organizaciones, estuvieron presentes de mujeres mbya de muchas Tekoa –aldeas o comunidades- , este esfuerzo nos sirvió para fortalecernos, para encontrarnos nuevamente y para seguir creando y construyendo un camino hacia la conquista de nuestros derechos” remarca Mirta Ramos de la comisión directiva de ATE y CTA A Misiones y una de las integrantes de la Comisión Organizadora del Encuentro.

La marcha. Las postas. Las luchas.

Como cada año el Encuentro se cerró con la marcha. El tiempo de sacar a las calles, las horas de debate, de construcción y deconstrucción colectiva, de abrazos inmensos, empáticos, de llantos contenidos y la alegría infinita de saber que estamos juntas y ahora si nos ven.

La denuncia de violencia sufrida por una mujer en el hospital de Aristóbulo del Valle motivó a las cientos de mujeres a llevar la marcha hasta ese lugar, para marcar ahí las múltiples formas de violencias que se denuncian dentro del sistema de salud, desde la obstétrica, el acoso, hasta la laboral y salarial. Más del 50% de las trabajadoras de salud están precarizadas y cobran por salarios por debajo de la línea de indigencia.

Del hospital hasta el juzgado para marcar la falta de políticas eficientes para el cuidado de las víctimas que se animan a denunciar a sus agresores. A metros de ese juzgado, después de realizar la denuncia de amenazas, Cecilia Krujoski fue asesinada de varias puñaladas, en plena calle, cerquita de la municipalidad, por su ex pareja recientemente excarcelado tras haber sido condenado justamente por lesiones y amenazas contra Cecilia.

El reclamo interpeló además a todo el poder que se resiste a incorporar la perspectiva de género en sus intervenciones y muestra a diario la incapacidad para proteger a las víctimas, aunque más no sea sancionando a los victimarios. “El acceso a la justicia sigue siendo uno de los derechos denegados a las mujeres e identidades diversas, en la gran mayoría de los casos no hace más que revictimizar y vulnerar derechos de mujeres y sus familias ya de por si en situación de riesgo” remarcó Roxana Rivas abogada de la CTA A y referente en la defensa de mujeres criminalizadas y querellante en la Causa Lucia Maidana, el primer caso en que la familia de la víctima pudo presentarse como querellante particular en la provincia.

Pozo Azul 2020

La marcha y el encuentro tuvo su cierre en el mismo lugar donde fue asesinada Cecilia, sobre ese asfalto se volvió a inscribir el pedido de justicia, y el compromiso de las mujeres de llevar su nombre y su rostro en cada una de las movilizaciones que ya son parte de la agenda del Movimiento Feminista de Misiones, 8 de marzo, 3 de junio, 28 de septiembre, 25 de noviembre.

En calendario de luchas para el próximo encuentro que será esta vez en Pozo Azul, territorio donde también se encuentran varias Tekoa y se espera sean parte de la nueva comisión organizadora.

Fotos: Micaela Feversani

* Secretaria de Comunicación y Difusión de la CTA Autónoma de Misiones

sitio desarrollado en SPIP