CTA Autónoma Córdoba
Giuliani pidió a Alberto Fernández que declare la Emergencia Alimentaria y reincorpore a estatales despedidos
Lunes 5 de agosto de 2019, por Corresponsalía Córdoba *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El secretario General de la CTA Autónoma de la provincia de Córdoba y de Acción Política del Consejo Directivo Provincial de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA), Federico Giuliani, hizo entrega este sábado de dos petitorios al precandidato a Presidente de la Nación por el Frente de Todos, Alberto Fernández, en el Campus de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC).

Compartir este articulo:

En uno de esos petitorios, la CTA-A cordobesa solicita que cuando sea Presidente se declare la Emergencia Alimentaria y Nutricional para paliar la grave situación de pobreza en nuestro país, con la consigna “El Hambre es un Crimen”.

Por el otro, el candidato a Secretario General de ATE Córdoba por la Lista Verde y Violeta ANUSATE en las elecciones del próximo 7 de agosto, le entregó a Fernández una nota para reincorporar a los más de 35 mil trabajadores del Estado despedidos injustamente por el gobierno de Macri.

La alimentación es un derecho

Señor Precandidato a Presidente de la Nación por el Frente de Todos Compañero Alberto Fernández P R E S E N T E

“De nuestra mayor consideración:

“Nos dirigimos a Ud. en nombre y representación de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma) para solicitar la declaración de la Emergencia Nutricional y Alimentaria Nacional. La misma debe contemplar un aumento del presupuesto para las Asignaciones Familiares, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE) junto al aumento de partidas destinadas a comedores escolares, infantiles y comunitarios.

“Dentro de la Ley de Emergencia Alimentaria deberá preverse la calidad y cantidad de alimento, el registro permanente de la salud de quienes asisten y de quienes sostienen los comedores y merenderos comunitarios, el aumento en la cantidad de mercaderías, los subsidios para las familias y para su alimentación, los subsidios a comedores comunitarios que tienen grandes problemas para afrontar el costo de los servicios básicos que hoy son fruto de autogestión y el reconocimiento del trabajo que realizan les trabajadores de la economía popular, sosteniendo esos comedores como parte de la creación de herramientas laborales de transición.

“No hay soluciones sin políticas públicas que permitan garantizar una cadena de producción de alimentos saludables y que estos lleguen a todas las personas para que nadie pase hambre, ni desarrolle otro tipo de desórdenes y patologías vinculadas con la mala alimentación. Una iniciativa como la ley de Emergencia Alimentaria será un paso importante para dimensionar la problemática de la alimentación y el hambre, pero debe ser la transición a otras políticas de largo plazo”.

Lo saludamos Atte.

Río Cuarto, 3 de agosto de 2019

EL HAMBRE ES UN CRIMEN

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

sitio desarrollado en SPIP