América Latina
La CTA-A se solidariza con el paro en Brasil contra la reforma previsional
Viernes 14 de junio de 2019, por Prensa Secretaría de Relaciones Internacionales *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Las centrales sindicales CUT, UGT, Nova Central, CTB, CGTB, CSB, Intersindical y Força Sindical de Brasil realiza hoy una huelga general con amplio apoyo de movimientos populares, estudiantiles, de mujeres, entre otros, con un mensaje para las autoridades: “Escuchen la voz de la clase trabajadora”.

Compartir este articulo:

La huelga general, que promete ser de las más masivas de la historia de Brasil, se pronunciará en contra de la propuesta del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, que pretende reformar el sistema previsional.

La medida también es un llamado en defensa de la educación pública y de calidad y contra los recortes de fondos y por más empleos.

El proyecto oficial llevaría la edad mínima para jubilarse a 62 años entre las mujeres y a 65 para los hombres. El sistema actual no exige edad mínima jubilatoria pero sí aportar durante 30 años a las mujeres y 35 a los hombres. Ahora, deberán sumar en total 40 años de aportes.

Señala el especialista José Luis Ríos Vera que esta “reforma previsional pretende expropiar del fondo de consumo obrero, al menos 1 billón de Reales (250 mil millones de dólares, equivalentes a 12% del PIB aproximadamente) en los próximos diez años”.

En diálogo con ACTA, Olivia Ruiz, Secretaria de Previsión Social de la CTA-Autónoma, expresó “la solidaridad de nuestra organización y de nuestro sector ante el avance del neoliberalismo en Brasil representado por Bolsonaro que atenta contra los derechos de los trabajadores pensionados y jubilados, que también representa una amenaza para toda América Latina”.

Agregó que “ante estas amenazas hay que acentuar nuestras propuestas y nuestra hermandad para contrarrestar el cercenamiento de nuestros derechos y garantizar nuestras pensiones y jubilaciones”.

Ruiz también recordó que “en la década de 1990, el neoliberalismo en la Argentina implementó el sistema de capitalización individual y pretendió destruir el sistema público y solidario, pero la resistencia de los trabajadores logró preservarlo de la avaricia destructiva del capitalismo salvaje”.

Asimismo, el secretario General de la CTA-A, Ricardo Peidro, a través de un comunicado de solidaridad con el pueblo trabajador de Brasil, convocó a “poner freno a las políticas laborales y económicas de ajuste, precarización, privatización y desempleo que desde hace seis meses promueve Bolsonaro en continuidad con el gobierno ilegítimo de Michel Temer, ya desde 2016”.

Para el dirigente, "Bolsonaro va en contra de los intereses de la ciudadanía y las necesidades del pueblo trabajador de Brasil”, al tiempo que repudió “la conculcación de derechos fundamentales, el ataque a sectores clave para el desarrollo y el bienestar ciudadano como la educación, vivienda, las pensiones”, hechos que configuran “un escenario catastrófico que se conjuga con la reivindicación y enaltecimiento del odio y la violencia hacia minorías y disidencias, yendo en contra de los principios fundamentales de la democracia y el Estado de Derecho”.

* Equipo de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA

sitio desarrollado en SPIP