Derechos humanos
Juicio por La Tablada: “No esperábamos que los militares nos dieran tantas herramientas”
Viernes 15 de marzo de 2019, por Redaccion *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Irene, hija de Francisco Provenzano, uno de los desaparecidos en la represión del ejército a los militantes que ocuparon el cuartel en 1989, asegura que las pruebas en el juicio son contundentes y servirán para abrir nuevas causas. Hoy comienzan los alegatos.

Compartir este articulo:

Hoy se inicia la última etapa del juicio por la desaparición de José “Maradona” Díaz, el 23 de enero de 1989. La densidad de la prueba recolectada por los familiares y sobrevivientes del Movimiento Todos por la Patria, y la claridad de los testimonios brindados por integrantes del ejército durante las audiencias, servirán no solo para condenar al ex general Alfredo Arrillaga, único imputado en esta causa, sino para abrir nuevas investigaciones en los tribunales por las desapariciones de Iván Ruiz -capturado junto a Díaz-, y de Francisco “Pancho” Provenzano y Carlos “el Sordo” Samojedny, los dos dirigentes del MTP que pactaron la rendición.

En ese sentido, Irene Provenzano asegura que se ha “probado que hay tres desaparecidos más” y que por ese motivo “todas las pruebas que se juntaron van a servir para impulsar otros juicios”.

“Lo que no esperábamos es que fueran los propios militares los que nos dieran tantas herramientas y tantos nombres para poder continuar con las imputaciones y las investigaciones” asegura la mujer que además es hija de Claudia Lareau, caída en combate en el Regimiento de Infantería Mecanizada de la Tablada.

“No fue solamente un loquito del ejército, hubo involucramiento de otros sectores del Estado al servicio del encubrimiento y la impunidad” dice Provenzano sobre la participación de la justicia, personificada en el juez Gerardo Larrambebere y el secretario Alberto Nisman que fueron los encargados de diseñar la versión oficial.

No esperábamos que fueran los propios militares los que nos dieran tantas herramientas y tantos nombres para poder continuar con las imputaciones. Hubo involucramiento de otros sectores del Estado al servicio del encubrimiento y la impunidad.

“Se habla de las violaciones a los derechos humanos pero (el juicio) también se trae la historia de militancia y la reivindicación de los compañeros que dieron la vida luchando”, concluye.

Hoy es el turno del alegato de la querella encabezada por el equipo jurídico de Pablo Llonto y Ernesto Lombardi. Luego alegarán la Fiscalía y la defensa de Arrillaga. La sentencia se espera para el 12 de abril.

ENTREVISTA COMPLETA

sitio desarrollado en SPIP