Día Internacional de la Mujer Trabajadora
Charlas en Verde y Violeta: “En esta Central el feminismo se debate”
Jueves 7 de marzo de 2019, por Melissa Zenobi *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Organizada por la Secretaría de Género de la CTA-A junto a Canal Abierto, se realizó esta tarde la primera edición de las Charlas en Verde y Violeta. Un anfiteatro colmado de varones y mujeres debatió durante varias horas sobre feminismos.

Compartir este articulo:

La charla fue presentada por Gladys Stagno, en representación de Canal Abierto, que transmitió en vivo toda la charla. “Damos inicio a las Charlas en Verde y Violeta, en la víspera de este 8 de marzo. Vamos a hablar ahora de Feminismo y Salud y luego sobre Feminismo y Diversidad”, presentó.

Claudia Baigorria, Secretaria General Adjunta de la CTA Autónoma, saludó: “Es muy grato saber que como Central somos parte de algo tan grande como lo es el feminismo, y que no sería lo mismo sin nosotras. Celebro la actividad de la Secretaría de Género que con mucho trabajo y esfuerzo logró echar a andar un protocolo contra la violencia de género, para convertirnos en la primera central sindical en contar con uno”.

Luego habló Silvia León, Secretaria de Género de la Central y anfitriona del evento: “Entendemos que el feminismo atraviesa la política y debe ser transversal a todas las áreas en las que construimos organización y damos pelea”.

Feminismos y Salud

León fue la encargada de presentar la mesa de Feminismos y salud: “Empezamos estas charlas hablando de Salud, porque el derecho al aborto legal, seguro y gratuito y la lucha por el acceso a la salud son caminos que han sido de construcción política. Entendemos que la Salud es un derecho fundamental en la vida de las mujeres y que está siendo vulnerado en tiempos de ajuste y reducción de derechos a la clase trabajadora”.

La primera panelista fue Magdalena Ruíz, militante de la CCC, que habló sobre la crítica situación que atraviesan en materia de salud las mujeres de los barrios. Habló, además, de cómo se organizan en la lucha por la legalización del aborto: “Somos nosotras las que nos morimos por abortos clandestinos”, resumió.

Desde Rosario, Nerina Aspeitía, de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir y de la FESPROSA, habló sobre su recorrido en el sistema de salud pública y su rol en la garantía de derechos. Actualmente trabaja en un hospital público, en el área de salud reproductiva hasta el segundo trimestre de gestación: “Aprendimos a trabajar en forma interdisciplinaria acompañando de cerca la decisión de cada mujer. No indicamos, escuchamos y complejizamos en torno de su deseo”.

En relación al caso de niñas madres, contó que llevan adelante una estrategia que tiene que ver con devolverles el lugar de niñas: “El hecho de que estén embarazadas no les quita lo niña. Por eso las internamos en el sector de pediatría, indagamos sobre sus juegos, sus gustos”. Y propuso: “Debemos trabajar en reconstruir la vida de estas niñas. De esto no se hablaba aunque ocurría, hoy sabemos que tienen derecho legal a decidir”.

Nina Brugo, de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, también reflexionó sobre la lucha colectiva que implica el feminismo por la igualdad para todas, todos y todes. “Porque nosotras, las mujeres, debemos luchar para ser consideradas iguales. Es porque por siglos y siglos hemos sido consideradas menos que los hombres. Cuando yo nací ni siquiera podíamos votar”, dijo.

Reflexionando sobre el feminismo, Nina reivindicó y homenajeó a Rosa Luxemburgo en el centenario de su asesinato: “Rosa y el feminismo estamos en contra de la guerra”, dijo Nina que también valoró los logros de los últimos años y la lucha por despenalizar el aborto en la sociedad.

Feminismos y diversidad

“¿Qué significa ser feministas y qué implica para nuestras organizaciones, de origen clasista, que abracen el feminismo?”, se preguntó Silvia León al abrir la segunda mesa, de Feminismos y Diversidad.

Marlene Wayar, intelectual y activista trans, habló sobre su historia personal, como fue su proceso de construcción de identidad, y el acompañamiento de su familia en plena dictadura militar. “Tengo un colectivo pauperizado que necesita del feminismo, que necesita de la fuerza y el abrazo feminista”, indicó en torno a la polémica que despertaron algunos sectores que pretenden dejar a las identidades diversas fuera del movimiento.

“El patriarcado a las mujeres las quiere sumisas para explotarlas y el patriarcado a las trans y travestis nos quiere muertas. Hay diferencia entre una situación y otra”, reflexionó Wayar y resaltó: “Tenemos que poner toda la creatividad para erradicar las prácticas patriarcales y mafiosas en el modo de hacer política”.

Y subrayó: “Somos coautores y coautoras de que haya mujeres y travestis viviendo de la prostitución en nuestro país, de que haya niñas madres que son víctimas de violaciones intrafamiliares. Por eso debemos hablar y decidir a qué estamos dispuestas. Porque vamos a la calle envalentonadas diciendo que se va a pudrir y después no se pudre”.

Por último, Clarisa Gambera, Secretaria de Género de la CTA-A Capital y trabajadora de Niñez, compartió reflexiones abiertas en torno a los feminismos y las ideas colectivas que va generando este tiempo: “Venimos de asambleas hacia el 8M donde circula mucho la idea ‘de quién es el feminismo’, nosotras nos sentimos parte del feminismo de las trabajadoras y es algo que viene de las anarquistas y socialistas”, dijo Gambera a la vez que recordó el recorrido en los Encuentros Nacionales de Mujeres.

También reflexionó en torno al orgullo de ser feministas: “Hace muy poco que contamos que somos feministas, que hablamos de los abortos que hicimos hace años en soledad y en la clandestinidad, cosas de las que no hablábamos”. “Los umbrales se corren, se expanden cuando nos organizamos”, reflexionó sobre la lucha de las mujeres de Sport Tech, que tras meses de conflicto se constituyeron como cooperativa en defensa del trabajo.

Mientras en la Ciudad de Buenos Aires la lluvia mojaba las calles, dentro del Quagliaro, en las vísperas de un nuevo 8 de marzo, se vivió una tarde de intenso y cálido debate entre compañeros y compañeras que se proponen pensar y repensar en torno a los feminismos que se están construyendo y reconstruyendo.

* Equipo de comunicación de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP