Capital Federal
Vigiladores: Marcha en defensa de 150 puestos de trabajo
Miércoles 2 de enero de 2019, por Corresponsalía Capital Federal *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Los trabajadores nucleados en la Organización Sindical Trabajadores de Vigilancia (OSTV-CTA), junto a compañeros y compañeras de la Central porteña marcharon por la continuidad laboral de 150 compañeros y compañeras de quienes finalizó el contrato con la empresa SISEG SRL para dar paso a Securitas Argentina.

Compartir este articulo:

El último viernes del 2018 y con una térmica prevista en los 32° no fueron motivos para que las calles no volvieran a ser ocupadas por trabajadoras y trabajadores en reclamo de sus fuentes laborales. Esta mañana fue el turno de las y los compañeros vigiladores de la OSTV-CTA, quienes marcharon hacia la sede corporativa del Banco Francés.

Entre bombos y platillos, denunciaron el manoseo empresarial para despedir a 150 trabajadores de vigilancia pertenecientes a la empresa SISEG SRL. El Banco Francés rescindió el contrato que tenía con la misma y realizó uno nuevo con la empresa Securitas Argentina sin reconocer la continuidad laboral de las y los empleados de seguridad.

Mientras el Gerente de Seguridad del Banco Francés recibía en una reunión a Hebe Nelli, Secretaria Gremial de la CTA-A Capital; Carlos López, Secretario General de la OSTV-CTA y a , José “Pepe” Peralta, Secretario General Adjunto de la CTA-A Capital, quien expresó: “Hay que ir peleando en cada lugar de trabajo para tratar de tener continuidad laboral, que es lo mínimo que tendríamos que tener los trabajadores. La situación ideal es que se organicen antes, para que antes de que se haga la contratación garantizar la continuidad y la antigüedad en el puesto de trabajo, que la empresa que se haga cargo del servicio de vigilancia tome a los trabajadores respetando su antigüedad”.

Peralta continuó diciendo: “Es una pelea larga que tenemos, el sector de Vigilancia es el sector más precarizado del mundo laboral en blanco. No en vano el sindicato oficial se maneja como una mafia y lo manejaba directamente el Ministro de Trabajo en su momento o los grandes popes, y no dejan que ingresen, que haya asamblea y que decidan los trabajadores. Así que la iniciativa de crear un sindicato nuevo y de poder trabajar de esta manera, de cara a los trabajadores, es lo que hay que garantizar, no sólo en los conflictos sino después en cada uno de los trabajos de ustedes".

El dirigente continuó diciendo: "Hay que concientizar a los compañeros, que si esto sigue, la ronda en algún momento le toca a todos. A las empresas les conviene que los trabajadores no tengan garantías ni antigüedad, entonces hay que tratar de regularizarlo y para eso está el Sindicato de Vigiladores y para eso está la CTA-A apoyando, para que se tomen los en serio los problemas de fondo”.

Carlos López, explicó al salir de la reunión: “Sólo nos dijeron que podía elevar nuestro reclamo a Relaciones Laborales y que hay algunas filiales del banco que están interviniendo por algunos compañeros que prestan servicios en ellas. Nos recibió porque estábamos acá, pero quienes realmente deberían haber bajado a hablar con nosotros no lo hicieron. La presentación nosotros ya la hicimos en el ex Ministerio de Trabajo y les dejamos una copia a ellos. Decidimos junto a los compañeros afectados esperar a la semana que viene para continuar con la lucha si es que no hay respuestas”.

Por su parte, Hebe Nelli, dijo: “En la reunión se remarcó la importancia del sostenimiento de los 150 puestos de trabajo, que no venimos a representar ningún interés espurio por detrás, ni por una empresa ni por otra, sino que solamente estamos acá tratando de resguardar esos 150 puestos de trabajo, la continuidad laboral en este lugar donde ustedes siempre han cumplido sus funciones como correspondía. Justamente, lo que remarcaba Carlos era que todas las sucursales tienen una puntuación de su trabajo muy bien evaluada, así que no tendrían una excusa en ese sentido”.

“Remarcamos que el problema tiene que ver con la tercerización del servicio, que si no la hubiera este problema no estaría porque serían directamente empleados del banco en la misma relación que tendría cualquier trabajador. Desde el banco lo que nos sugirieron es que como ellos no tienen ningún poder de decisión nos dirigiéramos administrativamente a los sectores que corresponden. Ahora nosotros vamos a ver con los compañeros del Sindicato y con los compañeros de la CTA-A, en qué sector del Banco y quiénes son las personas que tienen que dar respuesta a este conflicto”.

Para finalizar, Hebe Nelli, expresó: “Les remarcamos que el banco es solidariamente responsable por los puestos de los trabajadores tercerizados. Vamos también a hacer todas las acciones que correspondan a las personas que específicamente tienen la responsabilidad de contratación de esta nueva empresa para tratar de ver que en el contrato que armen se resguarden los 150 puestos de trabajo de los compañeros y compañeras. Así que debemos seguir con estas acciones”.

* Equipo de Comunicación de la CTA Capital Federal

sitio desarrollado en SPIP