Derechos humanos
La CTA Autónoma acompañó a las Madres en la 38° Marcha de la Resistencia
Jueves 6 de diciembre de 2018, por Melissa Zenobi *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Organizada por las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, este jueves se realizó en la Plaza de Mayo la 38° Marcha de la Resistencia. Durante ocho horas seguidas las Madres junto a militantes del campo popular circularon alrededor de la Pirámide de Mayo para seguir exigiendo Memoria, Verdad y Justicia y repudiando la decisión de habilitar el uso de armas de fuego a las Fuerzas de Seguridad.

Compartir este articulo:

“Empezamos en el año ’81 con el afán de que se escuchara nuestra voz. Durante 24 horas estábamos en la Plaza reclamando la aparición con vida de nuestros hijos e hijas detenidos desaparecidos, la recuperación de su identidad a los niños nacidos en cautiverio, apropiados y otros que todavía están siendo buscados por las abuelas. Y así empezamos, esas 24 horas un día del mes de diciembre durante años. Después, los años pasaron también para nuestros cuerpos y ya un poco más cansadas decidimos acortar los tiempos de la marcha y hacíamos 12 horas, después 10 y hoy 8.”, recordó Nora Cortiñas, referente de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, al comenzar la actividad.

Además de sostener un andar continuo en torno a la Pirámide, se realizó una radio abierta por donde pasaron entrevistados de gran interés: Sergio Maldonado, Nacho Levy, Claudia Korol, Ana María Caria, entre otros y otras. Actrices y actores leyeron poemas escritos por las víctimas del terrorismo de Estado.

Por supuesto que no faltó la alegría de la lucha, de la mano de distintos grupos artísticos como El Violinista del Amor y los Pibes que Miraban, que llenaron la plaza de música trayendo sus canciones e himnos de revoluciones que no fueron. Poesía, y cuentos, también llenaron el escenario de la resistencia.

Margarita Noia, Secretaria de Derechos Humanos de la CTA-A Capital e hija de Pepa Noia, quien fuera integrante de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, expresó: “Hoy estamos en la 38º Marcha de la Resistencia junto con las y los compañeros de la CTA-A Capital. Esta marcha comenzó en diciembre de 1981 cuando un grupo de madres decidió quedarse en la Plaza hasta tener noticias de dónde estaban sus hijos”.

Y agregó: “En ese momento no sabían si estaban vivos o muertos, ni estaba claro que eran desaparecidos. Se quedaron en la plaza durante toda la noche, un pequeño grupo de madres, a las que les habían hasta apagado las luces. Mujeres muy valientes, pero en un momento muy difícil, en el que había que enfrentarse a la dictadura. Una noche con un gran movimiento político, pues esa misma noche Viola ascendía como el nuevo dictador. Lamentablemente, al otro día muy cansadas, tuvieron que volver a sus casas sin respuestas por parte de la dictadura genocida”.

“Por aquella movilización, hoy seguimos acá exigiendo saber la verdad y pidiendo justicia. Con la cantidad de desaparecidos y desaparecidas, con la cantidad de asesinados y asesinadas que hubo en este país, con la cantidad de centros clandestinos de tortura y exterminio que hubo, con la cantidad de genocidas que tuvimos; seguimos pidiendo la reapertura de los archivos, queremos saber de los nietos que aún no han sido recuperados, continuamos exigiendo saber por cada uno de nuestros 30 mil detenidos y desaparecidos.”, concluyó Margarita.

Las pibas y pibes de Che Pibe llegaron bien temprano, al mediodía, a acompañar a Nora y a todas las Madres. Marcela Val, coordinadora de esa organización, dijo a ACTA: “La marcha de la resistencia tiene un valor supremo para nosotras y nosotros”, dijo y explicó: “las Madres luchan por Memoria, Verdad y Justicia, con los pibes y pibas que están participando y organizándose por sus derechos, reflexionamos sobre lo que fue el Terrorismo de Estado y cómo ellos viven aún ahora las consecuencias”.

“Nora siempre les cuenta su historia, y por eso hoy vinimos con pañuelos blancos con las consignas de Memoria, Verdad y Justicia, pero también que no repriman a los pibes y las problemáticas que tienen en sus barrios que están relacionadas a esa época”, dijo Marcela y agregó: “Para que esa historia no se repita, es que los pibes y pibas militan y están democratizando el campo popular”.

* Periodista. Integrante del Equipo de Comunicación de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma)

sitio desarrollado en SPIP