Misiones
“Por ella y por todas las que ya no están”
Lunes 26 de noviembre de 2018, por Sergio Alvez *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Rosa González es la madre de Itatí “Taty” Piñeiro, la adolescente que fue asesinada el 11 de julio de 2012 en Puerto Esperanza. Se trata de un femicidio impune, que tuvo como único detenido al joven Hernán Céspedes, un “perejil” que apareció ahorcado en una comisaría de Iguazú a horas de declarar y tras haber sido amenazado de muerte por los uniformados.

Compartir este articulo:

Mientras sigue luchando por Verdad y Justicia, Rosa termina sus estudios secundarios, y ya decidió que en 2019 comenzará a estudiar Derecho. “Yo de chica no pude terminar ni siquiera la primaria. Mi familia era muy humilde y no pude”, relata Rosa a esta Agencia.

“Pero después de la desgracia que me tocó convivir con mi hija, un año después, en medio de ese dolor tan grande, tomé la decisión de estudiar como una forma de pensar en otra cosa, de mantener la cabeza ocupada. Así fue que retomé los estudios de primaria.", recuerda Rosa.

En un breve periodo, la madre de Taty, pudo aferrarse el estudio y culminar la etapa primaria, para luego ingresar a una modalidad de estudio secundario a través del Sistema Provincial de Teleducación y Desarrollo (SIPTED).

“Estuve un año en el SIPTED, pero después me agarró una depresión, no quise hacer más nada, casi no salí a ningún lado. Fueron dos años en los que abandoné casi todo, hasta que pude salir, y el año pasado volví a estudiar. Ahora solo me falta rendir unos exámenes para tener mi título de secundario. El compañero Matías Ochoteco, que es el abogado de nuestra causa judicial, me incentivó a estudiar Derecho, y es algo que voy a empezar a hacer el año que viene. Lo voy a hacer por Taty, por ella y por todas las que ya no están. Taty quería terminar la secundaria y estudiar Medicina, ese era su sueño. Yo voy a estudiar Derecho, como un homenaje a ella, y para seguir luchando hasta que sea haga justicia.", sostuvo Rosa.

“Es una forma de seguir encontrándole un sentido a la vida. La vida es hermosa y hay que vivirla, pero cuando te pasa algo como lo que me pasó con mi hija, lo que te queda es la lucha por sobrevivir y encontrarle sentido a la vida.”, añadió.

Nota: Agencia de Noticias ATE Misiones

FOTO: GENTILEZA LA PODEROSA

* Periodista. Secretario de Organización de la CTA Autónoma Apóstoles y director de Prensa de ATE Misiones

sitio desarrollado en SPIP