Santa Fe
Caminando una nueva etapa
Martes 9 de octubre de 2018, por Sofía Alberti *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El sábado 29 de septiembre hubo reunión de mesa provincial de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma y asumieron formalmente los y las representantes de las comisiones directivas regionales de Rosario, Santa Fe, Villa Constitución, Venado Tuerto, San Justo, San Javier y Reconquista.

Compartir este articulo:

En el encuentro realizado en la sede de ATE Rosario se compartió la coyuntura de la Central, se expusieron las situaciones de las diversas regionales y se apostó a darle continuidad al plan de lucha.

Septiembre inició el día 4 con un paro regional en el Cordón Industrial del Gran Rosario en unidad con diversos sectores. El 12 la CTA Autónoma realizó una jornada nacional de lucha con huelgas, asambleas, paros y cortes. Y, lunes y martes pasados, la organización realizó una huelga general de 36 horas contra las políticas de ajuste y el acuerdo con el FMI, en defensa de la educación, la salud públicas, por la soberanía y la producción nacional. Todas estas fechas tuvieron expresión en las diferentes seccionales.

Durante esas jornadas, las regionales de la CTA-A apostaron a construir márgenes amplios de unidad para abonar a la resistencia nacional en defensa de los derechos conquistados. Además del Grito Global por el Aborto Legal realizado el mismo sábado, los próximos jalones de este plan de lucha serán el acampe que la Central plantea entre el 1 y el 5 de octubre en el Congreso con el lema “Contra el presupuesto del FMI. Por trabajo, producción y soberanía”; y la Marcha Federal de Salud que se realizará el 4 de octubre desde la sede del (ahora ex) Ministerio de Salud hacia Plaza de Mayo.

A nivel provincial, la reapertura de la paritaria de las y los empleados públicos fue un punto importante. La dramática pérdida de poder adquisitivo convoca a empujar la lucha unitaria para una recomposición salarial urgente y la actualización y dignificación de las asignaciones familiares.

Con un 27,3% de la población en la pobreza y más de cinco millones de niños y niñas que no cubren sus necesidades elementales en el país del pan y el agua, una agudización del accionar represivo del Estado y, vía aval discursivo oficial, el afloramiento de sectores fascistas, la defensa de los derechos humanos de forma integral se planteó como una condición indisociable de la política de la central obrera, tal como lo hizo a lo largo de su historia.

Ante la situación de despidos, suspensiones, cierres de empresas, profundización de los tarifazos y el ajuste, la CTA Autónoma Provincia de Santa Fe ratificó el camino de lucha con la apuesta de fortalecer la vida orgánica, favorecer la generación de ámbitos de unidad ‘por abajo’ de diversos sectores obreros, sociales, estudiantiles y políticos y seguir apostando a la construcción de ese ‘mundo donde quepan todos los mundos’ con organización, coherencia y lucha.

* Equipo de Comunicación de la CTA Rosario

sitio desarrollado en SPIP