Contra la entrega de derechos
Telefónicos organizados en la CTA Autónoma luchan contra el avasallamiento del convenio colectivo
Miércoles 19 de septiembre de 2018, por Corresponsalía Buenos Aires *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El pasado 21 de agosto se firmó un acta de manera irregular que concreta una flexibilización laboral planteada por la empresa Telecom/Cablevisión, pertenecientes al grupo Clarín, y avalada por la Federación Argentina de las Telecomunicaciones (Fatel) de la cual es parte Foetra y por la Foeesitra.

Compartir este articulo:

El acuerdo firmado a espaldas de los trabajadores, termina con la jornada laboral de 7 horas para pasar a 8 horas y media de lunes a viernes, y un sábado al mes con la misma disposición horaria. Compañeras y compañeros de telefónicos de Foetra organizados en la CTA Autónoma, vienen llevando adelante jornadas de denuncia, recorridas por sectores, y diversas actividades para que el acuerdo firmado a espalda de los trabajadores quede sin efecto y buscando concientizar a lxs compañerxs de las trampas que esconde la propuesta de la patronal.

Tomás Devoto, trabajador telefónico y Secretario de Salud Laboral de la CTA Autónoma bonaerense, comentó que “la acción fue inconsulta, no fue tratada en comisión directiva, ni por ningún cuerpo orgánico del sindicato, la firmaron los dirigentes a espaldas de los trabajadores telefónicos. Mucho menos se puso a consideración en un plenario de delegados, ni a una asamblea general, que es lo que correspondería por estatuto cuando se modifica el convenio colectivo o pretenden cambiarse artículos del convenio”

El dirigente, comentó que estas propuestas que aparentemente implican beneficios debido a una leve suma en el salario, implicarían un grave retroceso en derechos conquistados fruto de la lucha.

“Otra opción que plantean es trabajar 6 días de corrido de 8 horas y media, con tres de descanso, régimen conocido como el sistema americano. Todo esto lo ofrecen como optativo, el que quiere pasa y el que no, no. Debido al ofrecimiento de una leve suba en el salario y justamente a la considerable caída del poder adquisitivo del mismo por la inflación y los tarifazos, algunos compañeros están dispuestos a resignar derechos con tal de poder paliar un poco la terrible situación. De esa manera, el trabajador negociaría individualmente sus condiciones laborales.”, apuntó Devoto.

El convenio colectivo de trabajo fue avasallado por la dictadura genocida en 1976, y recuperado luego de una huelga histórica en 1977. “Tuvimos compañeros despedidos y 34 desaparecidos por esa lucha, y tras vencer se volvió atrás nuevamente con la entrega Menemista. Luego la recuperamos en 2005, y hoy en día, lo que no pudo hacer Macri con la reforma laboral frenada el año pasado con la resistencia popular, lo están haciendo industria por industria, con gremios traidores afines a las patronales”

En ese marco, Devoto contó que “estamos organizándonos con compañeros telefónicos desde la CTA Autónoma Nacional y con los compañeros de las provincias, haciendo una fuerte campaña de denuncia, con afiches, volanteadas y recorridas por los edificios. En Buenos Aires, con la lista granate blanca que es parte de la minoría en la conducción del sindicato, estamos reclamando que se anule el acta, porque no hace falta retroceder en derechos tras la fusión de Cablevisión con Telecom. Queremos que se rechace y se suspenda hasta tanto haya una discusión democrática. No hace falta flexibilizar, lo que hace falta es discutir nuestras condiciones de trabajo para mejorarlas; salario, condiciones laborales, categorizaciones. Entendemos que hay alternativas a la fusión de las empresas y el trabajo para aplicar respetando el convenio colectivo”, finalizó.

* Equipo de Comunicación de la CTA de la provincia de Buenos Aires

sitio desarrollado en SPIP