Memorial del pueblo
Cuarenta y dos años de la muerte del Roby Santucho en manos de un grupo de tareas del Ejercito
Jueves 19 de julio de 2018, por Néstor Rojas *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El 19 de julio de 1976, en Villa Martelli en la calle Venezuela 3149, un grupo de tareas del ejército al mando del Capitán Leonetti irrumpió a las 13:30 en la vivienda donde se encontraba Mario Roberto Santucho, junto a Urteaga, Liliana Delfino esposa de Santucho, Ana Maria Lanzillotto esposa de Menna y un hijo de 2 años del Gringo Menna.

Compartir este articulo:

El máximo dirigente del PRT-ERP Mario Roberto Santucho, Benito Urteaga y el Capitán Leonetti en hechos cuyos relatos difieren perdieron la vida en la vivienda de Villa Martelli. En tanto que Liliana Delfino y Ana Lanzillotto fueron vistas con vida en Campo de Mayo, ingresando a la extensa nómina de 30 mil “detenidas y detenidos desaparecidos”.

Se están cumpliendo 42 años de aquellos hechos propios de la larga noche del terrorismo de estado. Prisionero en la Unidad 9 de La Plata recuerdo los festejo de los guardiacárceles por la muerte de Mario Roberto Santucho, como festejaban los asesinatos de otros militantes y dirigentes de aquellos años. La caída del Roby Santucho fue un duro golpe para quienes militábamos en el PRT y éramos Combatientes del ERP.

No estoy en condiciones de comunicar novedad alguna sobre aquellos hechos de Villa Martelli. Si de recordar a quienes allí fueron llevadas con vida a Campo de Mayo. Recordar a Benito Urteaga y Mario Roberto Santucho. Honrando sus memorias a quienes vivieron y murieron como militantes populares y revolucionarios, enfrentando a la dictadura genocida que irrumpió en marzo de 1976.

Conocí al “Negro” Santucho como le llamábamos algunos compañeros. Conviví unos pocos días con él y otros militantes en un encuentro en Tucumán. Un paisano, así lo recuerdo, de gran humildad y sencillez. Tenía el Roby 39 años en ese tiempo. Yo era un muchacho de 22 años. Tengo muy presente su gran capacidad de escuchar, escuchaba mucho, en ese orden escribía bastante, cuaderno y lapicera en mano todo el tiempo en que lo pude ver. No hablaba tanto como quizás se le pudiera imaginar, de voz serena y palabras sencillas. Santucho el dirigente que destaco que los militares eran un partido político más, situado en la última trinchera para defender al gran poder económico: “El Partido Militar”. Puso blanco sobre negro la cuestión del poder en Argentina: “Poder Burgués, Poder revolucionario” (1974) Encarcelado, considero que el deber de un revolucionario estaba fuera de los muros y planifico trasponerlo. Dos veces lo logro, en Tucumán y en Rawson.

El golpe genocida de marzo de 1976, también se llevó la vida de Mario Roberto Santucho. El General Videla varias veces condenado por crímenes de lesa humanidad reconoció en el año 2012 que no podían hacer aparecer el cuerpo del “Roby”. “Una persona que genera expectativas –dijo- la aparición del cuerpo daría lugar a homenajes, a celebraciones, una figura que teníamos que opacar”.

La junta de comandantes del golpe de estado de marzo de 1976, sostuvo una y otra vez que venían a derrotar a la “subversión”.

Los números y porcentajes en la distribución del ingreso dicen con absoluta claridad que vinieron a inclinar la cancha con total salvajismo. Los tres pilares de construcción del Proceso de Reorganización Nacional: Brutal endeudamiento externo; apertura indiscriminada de la economía y terrorismo de estado.

No venían por Mario Roberto Santucho y la militancia de los 70’.Venian por todo el pueblo argentino no citare a muchos compañeros y compañeras que tienen interpretaciones con muchas más evidencias que las que puedo exponer. “Ellos” lo dijeron con claridad y contundencia: Juan Alemann Ministro de hacienda de “la larga noche” con Martínez de Hoz ministro de economía. Dijo Alemann: (La Nación 9/4/1987) “Nosotros liquidamos la subversión, derrotamos al movimiento sindical y desarticulamos a la clase obrera. Todo lo que vino después fue posible por nuestra labor”. Contundente definición en pocas, brutales palabras y conceptos. Creemos necesario recordar que Alemann concurrió a la ex Escuela de Mecánica de la Armada a presenciar torturas a “Detenidos desaparecidos”.

Pasado cuarenta y dos años de aquel 19 de julio en Villa Martelli, recordamos y honramos a quienes allí cayeron por una patria sin explotadores ni explotados.

* Militante de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP