¿Aumento del 5%? Mucho ruido y ninguna nuez
Viernes 8 de junio de 2018, por Luis Campos *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Mientras todos hablan del FMI, por obvias razones, hoy también se publicó en el Boletín Oficial (BO) el decreto que “habilita” la negociación de un 5% adicional en las paritarias de este año. La historia podría llamarse: mucho ruido y ninguna nuez. Van algunas precisiones.

Compartir este articulo:

* Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma)

El decreto 508/18 jurídicamente es la nada misma. No le otorga a los sindicatos ningún derecho que no tuvieran ni tampoco pone límites adicionales a los ya existentes (al menos en la lectura literal).

La norma establece que los sindicatos y las cámaras que ya cerraron acuerdos para este año (en cualquier fecha, por cualquier porcentaje) pueden negociar voluntariamente un adicional del 5% en dos cuotas y que el Ministerio de Trabajo (MT) lo homologará rápidamente.

Esto aplica para sindicatos que negociaron en diciembre (UTEDyC) y para sindicatos que superaron el 15% (aceiteros, obras sanitarias, construcción, etc). Quedan afuera expresamente los trabajadores del sector público.

Según la ley 14.250 las partes son libres de negociar lo que quieran, cuando quieran y como quieran. El único límite es que no pueden violar el orden público ni afectar el interés general.

Si existe un acuerdo entre la partes, no hace falta esperar al momento de la cláusula de revisión. El incremento adicional se puede negociar en cualquier momento y por cualquier porcentaje. El decreto 508/18 no agrega nada nuevo al respecto.

La novedad pasa por la creación de un “procedimiento simple” para la homologación de los acuerdos (art. 4). Aquí lo único importante es lo que no se dice. El diablo está en los detalles.

La creación de un “procedimiento simple” para homologar los acuerdos que siguen las pautas fijadas por decreto por el PEN da cuenta que la homologación de aquellos que no las sigan estará más “complicada” (siendo generoso).

Desde hace unos cuantos años el MT pone límites “en los hechos” a la homologación de acuerdos salariales que van más allá de la “pauta sugerida”, pero nunca se había animado a ponerlo por escrito.

De más está decir que la no homologación de acuerdos salariales que no son del agrado del PEN es una violación abierta a la ley 14.250, al Convenio 98 de la OIT y al artículo 14 bis de la Constitución Nacional (CN), aunque está claro que esto no importa mucho.

Dicho esto: ¿qué se llevó la CGT de la reunión de ayer? Si es por el decreto 508/18, nada nuevo. Las negociaciones dependerán de la fuerza de las partes, serán más o menos rápidas, y pactarán aumentos de magnitudes diversas…o no.

¿Qué es lo más importante del decreto 508/18? El blanqueo indirecto de una práctica existente hace años. El MT no homologará acuerdos que vayan más allá de su “pauta”. Solo zafarán los sindicatos más fuertes, que tendrán que apelar mucho a la contabilidad creativa.

sitio desarrollado en SPIP