Capital Federal: Salud Pública
“Queremos conservar nuestra casa”: Trabajadores se unen para evitar el cierre del Hospital Marie Curie
Sábado 12 de mayo de 2018, por Redaccion *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El gobierno porteño quiere unificar cinco hospitales en un solo complejo. Sin garantías de continuidad laboral y ante el desabastecimiento de las instituciones, médicos, enfermeros y sindicatos realizaron un abrazo al Oncológico Marie Curie para evitar este nuevo ataque a la salud pública.

Compartir este articulo:

En la mañana de este jueves, trabajadores del Hospital Oncológico Marie Curie realizaron un abrazo simbólico a la institución para impedir el desabastecimiento, cierre y traslado que pretende hacer el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

“Estamos realizando este abrazo al hospital. Pedimos por el no desabastecimiento que luego puede llevarnos a un traslado. Queremos conservar nuestra casa. Tiene 87 años trabajando en la lucha contra el cáncer y es el tercer hospital en el mundo el Marie Curie (el primero está en Francia y el segundo en Polonia). Vamos a seguir trabajando por ellos, para los pacientes y por los pacientes”, expresó Mariana Bosco, enfermera desde hace 15 años en el establecimiento.

Hace dos semanas se les informó en un comunicado que se pondrá en marcha el proyecto Complejo Hospitalario Sur, que pretende concentrar en terrenos del Hospital de Infecciosas Francisco Javier Muñiz a los monovalentes de Gastroenterología Hospital B. Udaondo (Caseros 2061), de Rehabilitación Respiratoria B. Ferrer (Finochietto 849, Parque Patricios), de Oncología Marie Curie (en Parque Cententario) y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica (situado en Núñez).

“El 11 de abril nos llegó el comunicado al Hospital, presentando este proyecto para unificar los cinco hospitales monovalentes y derivarlos al Hospital Muñiz. Estamos en total desacuerdo con esto. Pedimos que nos traigan la tecnología y todas las cosas que ya se han pedido con anticipación y todavía no han llegado, las seguimos esperando porque no estamos de acuerdo con el traslado de estos hospitales que obviamente van a pasar a ser un cierre”, continuó la enfermera.

El abrazo tuvo el acompañamiento de pacientes, personal de otros hospitales y sindicatos que se solidarizaron con la causa.

Héctor Ortiz, delegado de ATE del Hospital Durán, expresó: “En conjunto con todos los hospitales de la ciudad estamos planteando el no cierre de este hospital, que hace muchísimos años resuelve problemas oncológicos que no se pueden resolver a veces en todo el país. Por eso le decimos a este gobierno que pare con los cierres. El martes 15 vamos a estar en el Instituto de Rehabilitación Psicofísica también haciendo el abrazo al hospital para decirle basta a estas políticas de achique y de destrucción de la salud”.

Además, ambos testimonios dieron cuenta de la falta de suministros y equipamiento tecnológico para atender las necesidades de cada institución. “En todos los hospitales faltan insumos, personal de enfermería que no se recambia, administrativos y técnicos también. Tenemos camillas que hace 200 años no se cambian. No hay un avance en la cuestión tecnológica de la salud. Por eso no sólo planteamos el no cierre, sino que le decimos a este gobierno que por favor abra un poco la cabeza y se dedique un poco a la salud. No podemos pagar la salud”, finalizó Ortiz.

Al reclamo también se sumó el jefe de urgencias del Oncológico, el doctor Gabriel Zutelman, quien señalo que “el único instituto gratuito que atiende cáncer es el hospital oncológico Marie Curie, porque el Ángel Roffo cobra y es universitario”.

El trasfondo

El argumento que el gobierno porteño sostiene sobre el proyecto de unificación de estos hospitales es el ahorro que conlleva el funcionamiento de cinco hospitales y concentrarlo en un solo instituto.

Sin embargo, el traslado esconde una ganancia de sumas millonarias, ya que son zonas muy bien valuadas en el mercado.

“Imaginamos que esto es un negocio inmobiliario. Quisiéramos que el jefe de Gobierno nos conteste con respecto a esto, ya que en el proyecto lo dice claramente -explicó Mariana Bosco-. Habría una venta de activos. Queremos que nos explique qué significa esta venta de activos, ya que este hospital fue donado por la Embajada de Francia y lo vamos a defender en principio por eso. Pero quisiéramos que nos dé alguna respuesta ya que hasta ahora no las estamos teniendo”.

Si este proyecto se aprueba en la Legislatura porteña, la obra comenzaría a licitarse en 2019, para finalizarla en 2021. La misma incluye la demolición de distintos pabellones del Muñiz así como reformas edilicias para instalar los nuevos servicios en el nuevo complejo hospitalario.

Ataque a la Salud Pública

El cierre de estos hospitales públicos tiene como consecuencia recortes sobre las plantas de trabajadores de cada institución y un aumento en la precarización de la salud en la Ciudad de Buenos Aires.

Este proyecto está a tono con un ataque más general sobre la salud pública, con casos emblemáticos como los despidos y persecuciones en el Hospital Posadas, o los ataques a los franqueros del Hospital Garrahan.

Ante esta situación, los trabajadores del Marie Curie también manifestaron sus preocupaciones, por ellos y por los pacientes: “El riesgo sanitario que implicaría hacer compartir espacios a pacientes oncológicos con pacientes infectocontagiosos es muy alto. Y este traslado anticipa la posibilidad de despidos y de más precarización en las condiciones de trabajo, porque nadie nos dio garantías laborales con este proyecto”.

Fuente: www.canalabierto.com.ar

sitio desarrollado en SPIP