Ni un despido más, ni un trabajador menos
La solidaridad de clase se expresó en la asamblea unitaria en Cargill
Miércoles 25 de abril de 2018, por Sofía Alberti *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En la mañana del lunes trabajadores aceiteros y estatales junto a la militancia de la CTA-A y otras organizaciones sociales, sindicales y políticas, realizaron una asamblea en las puertas de Cargill Villa Gobernador Gálvez. Con la presencia de los secretarios generales de la Federación Aceitera, Daniel Yofra; de ATE Nacional, Hugo ‘Cachorro’ Godoy; del SOEAR, Adrián Dávalos; y el Presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, Matías Cremonte, la dirigencia y militancia local de la CTA-A, el encuentro ratificó la solidaridad con el sector que atraviesa una fuerte embestida patronal-gubernamental.

Compartir este articulo:

Tras una intensa lluvia, el cielo abrió camino a un sol abrasador que supo dar el escenario que se necesitaba. En el mástil frente a la fábrica donde antes estaba la bandera de Cargill, flameaba naranja la del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario, en una clara muestra de que la batalla abarca todos los planos.

Durante la asamblea extraordinaria convocada por la Federación y el Sindicato Aceitero en ocasión de la visita de los referentes nacionales de otros sectores, se exigió la inmediata reapertura de las plantas de VGG y Bahía Blanca, que permanece en lockout patronal hasta el 30 de abril y la reincorporación de los despedidos en ambas localidades.

Y se alertó que, de no haber una propuesta salarial acorde al Salario Mínimo Vital y Móvil que reclaman, habrá un paro nacional aceitero tras el vencimiento de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, que se extenderá hasta el próximo viernes.

Despidos y paritarias

Adrián Dávalos denunció que la intención última de las patronales es aplicar de facto la reforma laboral y flexibilizar el convenio colectivo atacando a la dirigencia de la Federación Aceitera.

El dirigente apuntó: “vencido el lockout continuaremos con las medidas y si no hay acuerdo en la paritaria nacional esta semana, ya está advertido el Ministerio de Trabajo provincial y nacional que ingresaremos en conflicto por los dos temas. O cerramos todo junto, o se viene el paro nacional. Cargill nacionalizó este conflicto”.

Sobre la pauta que parecen sostener las patronales aceiteras en coordinación con el gobierno nacional, el dirigente del SOEAR recordó que “el 90% de los gremios se bajó los pantalones y firmaron el 15%. Aceiteros reclama el salario mínimo y vital, lo que dice el Artículo 14 bis de la Constitución. Nuestros estudios nos dan 30. 600 pesos al mes de enero. Vamos a sostener, independientemente de los porcentajes, el mínimo y vital como nos enseñó (el abogado laboralista y maestro sindical) Horacio Zamboni”.

Hugo Godoy consideró que el accionar de Cargill “es para humillar a los trabajadores, destruir la organización sindical y la dignidad de los trabajadores aceiteros”, en el marco de una política acordada por el gobierno de Macri y todas las trasnacionales, “que buscan transferir riquezas desde los que menos tenemos para aumentar las ganancias de las grandes empresas y destruir las estructuras organizativas de los trabajadores que estamos dispuestos a defender nuestros derechos y construir una sociedad distinta”.

En el Estado Nacional la situación laboral también atraviesa un período oscuro con cuatro mil despidos en los últimos meses, a los que se suman los 330 del Ministerio de Agroindustria, las amenazas en SENASA e INTA y los 200 de la Agencia Nacional de Discapacidad. En ese panorama la Asociación Trabajadores del Estado lanzó un Paro Nacional el 11 de abril, con la instalación de una carpa en Buenos Aires, donde participaron los aceiteros. Por eso, Godoy resaltó la solidaridad mutua y adelantó que “cuando haya medidas de fuerza para pelear contra los despidos en el ámbito privado o público lo haremos luchando juntos”.

Sobre la Reforma del Estado en marcha, el dirigente de ATE Nacional recordó que mientras echan trabajadores hay 10 mil trámites de pensiones por discapacidad parados en los cajones de los funcionarios. “Se pretende destruir aquellos organismos que atienden las necesidades de las mayorías populares”, aseguró.

Un solo puño

Matías Cremonte manifestó su orgullo por participar de la asamblea y ser representante legal de la Federación Aceitera. “Están dando una muestra de lo que se puede hacer luchando, más allá de lo grande que sea el enemigo. No es un conflicto más, es un conflicto nacional entre el capital y el trabajo. Los obreros y obreras de Cargill están dando una muestra de coraje e inteligencia de cómo se lucha contra una multinacional, de cómo es la solidaridad obrera y como se levanta la bandera del salario mínimo, vital y móvil, de la democracia obrera, de la lucha contra los despidos”, subrayó.

“Quieren imponer la Reforma Laboral que no pudieron aprobar en el Congreso Nacional vía las multinacionales como Cargill y Carrefour. Quieren demostrar que si el gobierno no lo hace, lo harán ellos. Llevan adelante una lockot patronal que es un delito penal para que los trabajadores no puedan ejercer el legítimo derecho de huelga. No tengo dudas que esta lucha se va a ganar porque este gremio está demostrando que cuando están juntos los obreros y obreras, junto al sindicato y los delegados, junto a la Federación, es un solo puño”, concluyó Cremonte.

Además de los referentes mencionados, participaron junto a la militancia de sus sectores, el Secretario General de la CTA-A Provincia de Santa Fe, Gustavo Martínez, acompañado de otros miembros de la Comisión Directiva; el dirigente de la CTA-A Rosario y ATE local, Raúl Daz; la Secretaria General de COAD, Laura Ferrer; y los referentes de Amsafe Rosario Luciano Cáceres y Juan Casiello.

Camino al 1° de Mayo, se resaltó que la apuesta es concentrar en las puertas de Cargill, para realizar un acto de carácter nacional contra el ajuste y los despidos. Este nuevo Día Internacional de los Trabajadores promete rodear el conflicto en un sector sindical que se ha sabido transformar en ejemplo nacional de la defensa de los derechos colectivos, con democracia y una solidaridad de clase que hoy le vuelve multiplicada.

Fotos: Sofía Alberti

Fuente: www.ctasantafe.org

* Equipo de Comunicación de la CTA Rosario

sitio desarrollado en SPIP