Guaymallén, Mendoza
Avogadro: "Necesitamos una Central de resistencia y con proyecto de país"
Lunes 2 de abril de 2018, por Miguel Aguirre *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Celeste Avogadro, secretaria General de la Regional Guaymallén, Mendoza, de la CTA-A y congresal nacional, dialogó con ACTA sobre los conflictos más destacados que enfrenta la Central mendocina: Los del sector educación y la lucha por el medio ambiente y los bienes comunes. La dirigente también habló sobre los rumbos de la Central.

Compartir este articulo:

-¿Cómo está la lucha docente en la provincia?

- Los educadores estamos peleando no solo por nuestros salarios y para que sean más justos, sino también por una educación mejor y de calidad para nuestro pueblo. En Mendoza se ha comprobado mediante investigaciones que el presupuesto asignado a la Educación de los más bajos del país. Esto responde al intento de vaciamiento para luego comenzar un proceso de privatización en la provincia.

-¿Qué actitud concretamente tiene el gobierno de Mendoza?

- El gobernador Cornejo nos persigue. Por ejemplo, impuso el "Item aula" y somos amenazados porque si nos enfermamos y faltamos más de 3 días no sólo perdemos el presentismo sino también gran parte del sueldo. Es decir que terminamos siendo rehenes y el trabajo ya no es un derecho y se convierte en una obligación con mecanismos de control y humillación para los trabajadoras y trabajadores de la educación.

-¿Y la lucha contra la megaminería?

- Hay que recordar que Mendoza tiene mucha historia en defensa de los bienes comunes. El pueblo mendocino luchó y consiguió que se sancione la ley 7722 que prohíbe el uso de sustancias contaminantes en los proyectos mineros y la fractura hidráulica. Esto debería proteger el agua, la tierra y nuestra cordillera de manera que tengamos un ambiente sano y seguro para todos pero Cornejo se puso del lado de los empresarios de la megaminería.

-¿Qué hizo el Gobierno?

- De manera unilateral, sin respetar la ley y pasando por encima de la voluntad del pueblo de Mendoza, ha permitido que el fracking sea aplicado para extraer los recursos minerales de nuestro suelo con todas las consecuencias que tiene la megaminería: Inversiones a corto plazo con poca generación de trabajo, sin dejar regalías al Estado y dejando un pasivo ambiental inmenso.

-¿Cómo ves a la CTA-A en esta coyuntura y de cara al próximo Congreso del 28 de abril y las elecciones de agosto?

- Creo que necesitábamos encontrarnos y discutir la Central que necesitamos para esta etapa. La CTA-A que tuvimos se correspondía con una etapa que ahora cambió. Creo que, sobre todo pensando en las nuevas generaciones de compañeros, tenemos que construir, reconstruir y hasta refundar una Central que esté a la altura de estar al frente de las necesidades de las trabajadoras y trabajadores con las nuevas formas del trabajo en nuestra Argentina. Es necesario pelear por los trabajadores precarizados, los desocupados. Tenemos que poder expresar a todos. Construir una Central, no sólo para la resistencia sino también con un proyecto de país. Tenemos que recuperar la esperanza, como dice Víctor De Gennaro.

* Equipo de comunicación CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP