"Resistir es crear, resistir es transformar"
La CTA Autónoma participó del Foro Social Mundial 2018
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En la ciudad de Salvador de Bahía, Brasil una inmensa marcha reunió a más de 40.000 militantes sociales, luchadores y sindicatos de todo el mundo para dar comienzo a una nueva edición del Foro Social Mundial. La marcha mostró el variopinto color de las luchas que se reúnen cada año para alzar la voz desde los pueblos y compartir experiencias para el debate por el mundo que queremos.

Compartir este articulo:

Nuestra Central estuvo presente a través de su Secretario de Relaciones Internacionales, Adolfo Aguirre y el Director de Relaciones Internacionales, Gonzalo Manzullo.

Bajo la consigna “resistir es crear, resistir es transformar”, nuestra Central participó del Foro que busca tal como en su origen diecisiete años atrás, ser la cuna de construcción de alternativas bajo la convicción de que otro mundo es no solamente posible, sino que otro mundo es necesario.

Desde el martes 13 al sábado 17 de abril, paneles temáticos agrupados en diversos ejes ocuparon el predio de la Universidad Federal de Bahía para dar lugar a que las voces de representantes de Europa, Africa, América Latina y también Asia discutan sobre democracia, comunicación, justicia social y ambiental, mujeres, derechos humanos, economía solidaria, migraciones y paz, entre los más destacados.

La delegación de la CTA Autónoma participó durante el día miércoles del diálogo político organizado por la CUT de Brasil sobre “El futuro del trabajo y de la sociedad” durante el cuál se profundizó sobre algunos ejes tales como los mecanismos de control del capital en la revolución científica y tecnológica, sus impactos en el mundo del trabajo, particularmente en industria y servicios y los desafíos que ello significa para la organización sindical en todo el mundo.

"Fito" Aguirre abrió su intervención con la consigna “¡fuera Temer! ¡Solidaridad con Lula!” e instaló la pregunta sobre si otro trabajo es posible bajo las actuales condiciones de distribución desigual de la riqueza y las dificultades para alcanzar soberanía tecnológica que hoy existen en nuestra región. Añadió “debemos preocuparnos por el presente del trabajo con sus condiciones de precariedad y no solamente por el futuro, tomando nota de iniciativas como la reducción de la jornada laboral manteniendo derechos y salario, y también la renta básica universal”.

Por la tarde, la delegación de nuestra Central asistió a la presentación de un panel de debate sobre los derechos de migrantes y refugiados en todo el planeta. Finalmente, también tuvo lugar una mesa de exposición dedicada a la solidaridad con el pueblo saharaui, con quien nuestra central ha practicado la fraternidad internacional y el apoyo frente al sometimiento de su comunidad a la ocupación marroquí desde hace décadas.

Durante el día jueves, se realizó el taller sobre “Las resistencias globales contra el poder corporativo y la lucha por un tratado internacional sobre transnacionales y derechos humanos”, donde la Confederación Sindical de las Américas, junto a organizaciones de la sociedad civil de Europa, África y América Latina, expuso sobre las negociaciones impulsadas a nivel global en las Naciones Unidas para alcanzar un instrumento internacional vinculante que garantice la responsabilidad directa y la reparación a las víctimas de los delitos de derechos humanos cometidos por las grandes corporaciones multinacionales.

Durante el mediodía, tuvo lugar el lanzamiento del Comité de Solidaridad Internacional en defensa de Lula da Silva y de la democracia en Brasil, donde estuvieron presentes la presidenta legítima electa de Brasil, Dilma Rousseff, el Canciller Celso Amorim y el sociólogo Boaventura de Sousa Santos junto a los integrantes del comité y dirigentes sociales y sindicales de la región así como de Europa. Luego de un sentido homenaje y repudio al homicidio de la Consejal del PSOL de Rio de Janeiro, luchadora por los derechos de las minorías, Marielle Franco, se dio comienzo al lanzamiento del comité.

La intervención de Dilma Rousseff apuntó contra las mezquinas ambiciones de la derecha brasileña por marginar y excluir al pueblo, principalmente a los pobres, los negros y las mujeres de Brasil. Luego de repasar las mas nefastas reformas de tercerización y privatización que tuvieron lugar en los últimos dos años desde su deposición, explicó que “el asesinato de Marielle forma parte de este mismo proyecto político que fue el golpe a la democracia, que mediante la violencia y el odio busca terminar la lucha por los derechos humanos y de las minorías”. Añadió que “la lucha por la candidatura de Lula no es solamente una lucha de Brasil, sino una lucha por la democracia en todo el continente y por ello es fundamental la acción del comité internacional de solidaridad, para romper el cerco que los medios oponen para anular la figura de Lula, el candidato más popular del país al día de hoy”.

El punto más alto del encuentro mundial lo representó el acto que tuvo lugar en el Estadio de Pituaçu donde Lula junto a líderes de movimientos sociales, políticos y sindicales de todo el mundo reafirmó su lucha por ser candidato para defender las conquistas de mayor justicia social y democracia no solo en Brasil, sino en todo el Cono Sur. Lula afirmó: “Yo quiero derrotar a esta derecha mediática en las urnas, porque no tiene ni un solo candidato que tenga mayor intención de voto que yo”.

* Equipo de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA

sitio desarrollado en SPIP