Hacia el 8-M
Cómo afecta en las mujeres la precarización laboral estatal
Sábado 3 de marzo de 2018, por Corresponsalía Villa María *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Son cada vez más las villamarienses que deciden abandonar el empleo por el salario que perciben y los inconvenientes que eso les genera. Dos casos que dejan al descubierto la desigualdad entre facturantes y personal de planta permanente.

Compartir este articulo:

El 8M, día del Paro Internacional de Mujeres, disparó el debate sobre las condiciones de trabajo de las personas de este género en el mundo y Villa María no es la excepción.

Desde la Unión de Trabajadores del Estado Municipal (UTEM-CTA) de Villa María, Córdoba, difundieron dos casos que demuestran, por un lado, la desigualdad que existe entre personal de planta permanente y facturantes y, por otro, cómo afecta particularmente a la mujer esta precarización laboral a las que están sometidas.

Algunas llegaron a un hartazgo que superó sus límites y decidieron renunciar a sus puestos a pesar de necesitar el ingreso que percibían, por más bajo que sea.

“Del Hogar de Ancianos se fueron seis compañeras y de las guarderías municipales otras diez”, confirmó Jesús Chirino, referente de ese espacio sindical. “Eso habla de la falta de una remuneración digna. Todavía no han dado la orden de aumentar a los facturantes”, reclamó el dirigente.

Una situación límite

Hay personas que por más que sientan incomodidad y sufran la desigualdad por ser facturantes, no pueden renunciar a su trabajo en el municipio porque tienen hijos a cargo.

“No solamente es terrible, es vergonzoso y desesperante, ¡no sé que voy a hacer!”, exclamó una de las trabajadoras que prefirió mantener en reserva su identidad.

“Trabajo siete horas, me explotan en el trabajo porque me agregaron más tareas por el mismo sueldo, tengo que andar a las corridas, antes de las vacaciones tuve un pico de estrés del que no me compuse y ahora esto”, narró la facturante para luego detallar la situación.

“Voy a pagar el monotributo después de buscar los $2.000 miserables que me da el padre de mis hijos y me encuentro con que tengo que pagar $1.130. ¿Cómo hago? Si lo hacen para beneficio de sus bolsillos, que egoístas que son, ¿no saben que los demás somos seres humanos?”, aseveró.

Las del Hogar de Anciano se fueron por el bajo sueldo que percibían por trabajar en ese lugar.

“Algunas directamente no reiniciaron después de las vacaciones. La plata no les alcanza porque son tan malos los sueldos que no les conviene trabajar por esos montos.”, aseguró Jesús Chirino, de UTEM.

En algunos casos dicen que es “cambiar la plata” porque tienen que dejar a sus hijos al cuidado de alguien.

La mujer y el trabajo

Si bien la precarización laboral en el municipio no distingue géneros, es cierto que la mujer debe lidiar con situaciones de opresión social que hacen que esta situación las afecte más profundamente.

“Tiene que ver principalmente con las postergaciones que viven las mujeres, sufren la precarización de una manera especial”, expresó Chirino acerca de sus compañeras que trabajan en el municipio gobernado por el abogado Martín Gill.

El Paro Internacional de Mujeres del próximo 8 de marzo -que tendrá una versión local con marcha incluida- intenta reivindicar la lucha por un trabajo digno y por la igualdad en ese ámbito, como así también en el resto, pero con el foco puesto en lo laboral.

Desde la asamblea local Mujeres en Movimiento difundieron un comunicado que enumera las principales desigualdades y problemáticas actuales que más las afectan:

- "Realizamos 6 horas diarias más que los varones de trabajos domésticos y de cuidados no remunerados.

- "La brecha salarial es del 27% y asciende al 35% en trabajos precarizados.

- "Ocurre un femicidio cada 30 horas.

- "Hay 3.228 niñas, adolescentes y mujeres adultas desaparecidas.

- "Cada 5 minutos una adolescente se convierte en madre, de las cuales 7 de cada 10 provienen de un hogar pobre.

- "Hay más de 500 mil abortos clandestinos inseguros por año.

- "Las mujeres ocupamos solo el 18% de los espacios del sector sindical

“Las villamarienses y villanovenses producimos juntas el tiempo del paro, que es tiempo para nosotras.

"Y es un tiempo que se hace denso y que se multiplica porque es cuerpo a cuerpo y porque cuentan allí nuestras disidencias, nuestros territorios, nuestras experiencias y nuestros saberes.

"Reclamar para ambas Villas la publicación en el Boletín Oficial de la ordenanza de emergencia en violencia de género, su difusión y plena implementación; la elaboración, presentación y difusión de datos oficiales sobre denuncias de violencias, entre otras demandas.", menciona el texto.

Fuente: www.eldiariocba.com.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Villa María

sitio desarrollado en SPIP