Negociaciones MERCOSUR-Unión Europea
Alerta sindical
Miércoles 28 de febrero de 2018, por Prensa Secretaría de Relaciones Internacionales *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El 22 y 23 de febrero se realizaron reuniones en Asunción del Paraguay entre el “Foro Consultivo Económico Social (FCES) del MERCOSUR (integrado por cámaras empresarias, organizaciones sindicales y organismos de la sociedad civil) con los representantes similares de Europa nucleados en el “Comité Económico y Social” de la Unión Europea (CESE). La CTA-A estuvo representada por el compañero Carlos Luis Custer, Consejero Internacional de nuestra Central.

Compartir este articulo:

Ambas delegaciones se reunieron posteriormente con los negociadores gubernamentales de los dos bloques (MERCOSUR - UE) que están negociando (con fecha límite 2 de marzo) un acuerdo global con aspectos políticos, de cooperación y, sobre todo, de índole comercial.

Los representantes de la Sociedad Civil presentaron un documento que señala:

“...queremos reiterar nuestras legítimas preocupaciones y propuestas con el objeto de que la Asociación Birregional se transforme en un elemento para el desarrollo efectivo de ambas regiones, respetando los valores compartidos del respeto a los derechos humanos, la democracia, el desarrollo sostenible y el fomento de la producción y el trabajo decente.

"En el FCES y el CESE cuestionamos la escasa importancia que los negociadores han dado a la sociedad civil de la UE y el Mercosur, su institucionalidad y funciones específicas, en relación a la obligación de consulta sobre acuerdos comerciales con terceros mercados, así como las esquivas respuestas a nuestras demandas sobre los puntos más sensibles para nuestros pueblos.

"En particular nos referimos a:

- "Solicitamos la participación del FCES y el CESE en el conjunto del acuerdo, tanto en su pilar político, como el pilar económico y el pilar de cooperación entre ambos bloques.

- "Hemos solicitado la puesta en marcha del Comité Mixto de Seguimiento previsto desde el inicio de las negociaciones, estructurado a través del CESE y el FCES para la negociación, implementación y monitoreo del Acuerdo. Adjuntamos a la presente una propuesta de articulado para ser incorporado al Acuerdo que estructura y dota de funciones al Comité Mixto de Seguimiento.

- "Solicitamos la inclusión de un Capítulo Sociolaboral, constituido por el FCES y el CESE cuya operatividad deberá ser garantizada por las partes institucionales del Acuerdo. El Capítulo Sociolaboral permitirá presentar análisis, críticas y propuestas ante los desequilibrios que puedan surgir en el mundo del trabajo, así como encontrar soluciones justas y equilibradas a través del diálogo social.

- "Nos preocupa el deficitario trato especial y diferenciado para los países de menor desarrollo relativo de ambas regiones; la excesiva liberalización comercial en materia de bienes y los reducidos tiempos para la desgravación arancelaria; la eliminación de instrumentos de política industrial y comercial necesarios para el desarrollo de ambas regiones; la aplicación de reglas de origen flexibles que terminarán favoreciendo la producción en países de extrazona que no necesariamente cumplen con mínimos estándares laborales por lo que podrían constituir competencia desleal; la desregulación de servicios estratégicos para el desarrollo de ambas regiones; y la extensión de la duración de las patentes y la protección de datos de prueba que impedirán el acceso de ambas poblaciones a la salud y los medicamentos, entre otros.

- "Reclamamos la realización de estudios de impacto fiables. Es imprescindible contar con estudios de impacto que pongan de manifiesto los resultados y efectos esperados de la negociación. Por consiguiente, solicitamos al Centro Nacional de Biotecnología (CNB) la realización de dichos estudios y la puesta a disposición tanto de los resultados como de la metodología y los supuestos utilizados.

- "Convencidos que un Acuerdo de Asociación no puede ser realizado soslayando al Comité Económico Social Europeo y al Foro Consultivo Económico Social del Mercosur como órganos institucionales de la sociedad civil, demandamos que el Comité de Negociadores tome nota de este pedido y actúe en consecuencia”.

Ya con anterioridad la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS), se habían dirigido a los Gobiernos de ambos bloques advirtiendo el peligro de que una asociación birregional entre el MERCOSUR y la UE, que no se basara en criterios de equidad y participación social, podría transformarse en una hipoteca para los países y pueblos del Sur.

Sin duda, un acuerdo que no contenga garantías, sería un “mal acuerdo”, por eso las organizaciones sindicales y movimientos populares deberán estar alertas para defender los derechos sociales y el desarrollo de los países del MERCOSUR.

* Equipo de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA

sitio desarrollado en SPIP