Bienes comunes y modelo productivo
Productores de semillas de Misiones siguen reclamando una deuda millonaria a Asuntos Agrarios
Sábado 13 de enero de 2018, por Alicia Rivas Zelaya *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Fundación Asuntos Agrarios les debe a unas 5 organizaciones de campesinos de la provincia de Misiones semillas criollas entregadas en agosto del 2016.

Compartir este articulo:

La provincia no rindió correctamente fondos a Nación por lo que se cortaron los desembolsos para el 2017 y las familias se quedaron además con la producción del año pasado parado en los galpones. “Ya no podemos seguir esperando, contamos con esa plata para sobrevivir” destacaron desde la Comisión Central de Tierras de Pozo Azul.

Desde hace meses pequeños productores de semillas de la zona norte de la provincia de Misiones reclaman al Ministerio de Asuntos Agrarios el pago de la producción entregada en agosto del 2016.

En total son 5 las organizaciones que entregaron semillas de poroto, maíz y arroz a la Fundación Asuntos Agrarios en el marco del Programa de sostenimiento de empleo y seguridad alimentaria que depende del Ministerio de Trabajo de Nación.

Comunidades campesinas por el Trabajo Agrario es una de ellas, unas 38 familias integran esta organización y les deben en total más de 1.400.000 pesos de la zafra 2016, sin contar las pérdidas que representan la producción 2017 que se comprometió comprar el IFAI y que no cumplió.

En diciembre del año pasado llegaron hasta Posadas para reiterar el reclamo. Pidieron reunirse con el ministro de Asuntos Agrarios José Luis Garay y con el titular del IFAI Ricardo Maciel, este último los recibió y se desentendió del compromiso asumido por el organismo para la compra de la zafra 2017.

“Estamos recomplicados, no hubo entrada de plata 2016 y 2017 estamos todos colgados, con changas. Queríamos juntarnos y tener una reunión con el ministro de la producción, que se haga cargo de la plata que nos deben y cuando viene la plata de la Nación que descuenten”, dijo Vilmar Vas referente de la Comisión Central de Tierras.

Vas destacó que a mediados del mes pasado viajaron a Buenos Aires para entrevistarse con los responsables nacionales del programa quienes reiteraron que la provincia no rindió como corresponde fondos que recibió en los años anteriores por eso se cortaron los desembolsos. “Nos dijeron que hay una mala administración de la Fundación Asuntos agrarios que no rindió más de 1.000.000 pesos, pero no es nuestra responsabilidad, nosotros entregamos las semillas y necesitamos que nos paguen”.

Las familias nucleadas en la CCT, CCTA, OPFAL, Unión de la Frontera y Cooperativa Paraíso vienen produciendo semillas locales desde hace más de 10 años, le vendían al Ministerio del Agro y este a su vez repartía a los municipios. “Es semilla local, criolla, de productores que apostamos a la soberanía alimentaria, luchamos contra los transgénicos y defendemos nuestras semillas criollas, y con esta situación todo eso se pierde” apuntó Vas.

La deuda que arrastra el ministerio con estos productores sumado a la falta de continuidad de las compras les significa un duro golpe a la sustentabilidad de sus pequeños emprendimientos familiares poniéndolos en serio riesgo.

“Ya no aguantamos más, no entró nada de plata en el 2016 y 2017, estamos comiendo con lo que producimos en nuestra chacra y estamos también ya sacrificando algunos de nuestros terneros para comer, lo que nos cuesta 3 o 4 años criar tenemos que mal vender para poder subsistir unos meses, pagar la luz, y otros gastos” remarcó Vas.

La situación de las familias se vuelve insostenible advierten, muchos están comenzando a migrar hacia Corrientes para trabajar como changarines durante estos meses de verano y así garantizar algunos ingresos.

“Necesitamos que nos paguen lo que nos deben, es nuestra plata, no podemos esperar más” y advirtió que de no haber respuestas están evaluando medidas de fuerza.

* Secretaria de Comunicación y Difusión de la CTA Autónoma de Misiones

sitio desarrollado en SPIP