Córdoba: Salud Pública
Médicos realizaron un "cacerolazo" en el Hospital Neonatal
Sábado 6 de enero de 2018, por Corresponsalía Córdoba *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Desde la Unión de Trabajadores de la Salud de Córdoba (UTS-FESPROSA) denuncian persecución tras otro traslado de un profesional y realizaron un reclamo.

Compartir este articulo:

Que los hospitales públicos administrados por la provincia de Córdoba atraviesan conflictos, no es novedad. En un marco de reclamos estructurales, también en los últimos tiempos los profesionales denuncian la agudización de un proceso de persecución a trabajadores, con traslados de personal sin justificación.

En ese contexto, la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS-CTA) realizaron en la mañana del miércoles un ruidoso “cacerolazo” al frente del Hospital Neonatal de la ciudad de Córdoba.

Particularmente, la delegada Estela Giménez hizo pública la denuncia por el apartamiento de la Jefa de Neonatología del lugar, Elizabeth Colino, disponiendo su reubicación en el Hospital ’José Urrutia’, de la localidad de Unquillo.

“Para hacer esto, el Gobierno debe tener comprobada la necesidad de servicio y no es así. Lo hacen porque pidió condiciones de trabajo y esto va en contra de los derechos de los trabajadores” sentenció Giménez al programa Cara y Cruz.

Durante la entrevista con radio Universidad, refirió que desde el Ministerio de Salud hay “formas de trabajo mafiosas y antidemocráticas”.

La trabajadora María Teresa Calzada, en el lugar, sentenció: “El Ministerio tiene la potestad de realizar el traslado, pero el Hospital de Unquillo tiene menos de un parto diario de promedio”.

Accidente en el San Roque y cautelar por delegado

En el marco de protestas por traslados, Giménez adelantó que tuvo sentencia favorable una medida cautelar realizada por UTS por la situación del doctor Carlos Altamirano, del que también se dispuso su traslado.

“La Justicia le dijo al Gobierno, en un fallo del viernes pasado, que debe retraerse, porque el doctor Altamirano es delegado” graficó.

En la jornada del miércoles también hubo asambleas en el Hospital San Roque, donde en la última asamblea los empleados remarcaron sentirse “muy apretados”.

Los trabajadores denuncian la responsabilidad del nosocomio después de la caída, de altura, de un profesional que sufrió “un traumatismo de cráneo” importante y se encuentra en estado “muy grave”.

Ratificaron la continuidad de las asambleas

Estela Giménez ratificó la continuidad de las medidas de fuerza “una vez por semana”. “Continuamos con asambleas todos los martes porque los reclamos siguen. Falta aparatología, personal e infraestructura”, resumió.

“No tenemos ni siquiera equipo de rayos, trabajamos con uno portátil. Tenemos goteras, ratas, cucarachas, alacranes, se nos rebalsan las cloacas. No se puede poner en funciones el quirófano de la Unidad de Cuidados Coronarios (UCO). De los siete quirófanos, aún hay tres sin funcionar”, sostuvo la referente de UTS.

Días atrás, el ministerio había anunciado la puesta en funcionamiento de un ecógrafo y una nueva máquina de anestesia, lo que sumado a cinco nuevos profesionales permitía el funcionamiento de los 7 quirófanos. Sin embargo, la Fundación Un Tatuaje por Una Sonrisa, que trabaja con niños con cáncer o leucemia, denunció que el sábado último los aires acondicionados de algunas salas de Oncología “no funcionaban”.

”No la voy a hacer larga, A ver... 41 grados para hoy son niños, tienen cáncer, leucemia y no anda el aire”, advirtió la entidad en su página de Facebook.

Foto: Federico Pereira

Fuente: www.cb24n.com.ar; www.hoydia.com.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

sitio desarrollado en SPIP