Reunión Regional de la CSA
Evaluación de la 106° Conferencia de OIT y Sistema de Protección de Derechos Humanos de Naciones Unidas
Sábado 12 de agosto de 2017, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Los días 2 y 3 de agosto sesionó en San Pablo la reunión Regional de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA), en el marco de un país paralizado por el debate en el Congreso para enjuiciar al Presidente Temer, quien salió airoso a pesar de tener el 95% de imagen negativa.

Compartir este articulo:

Mientras el Congreso de Brasil denunció, acusó, votó y absolvió en una semana a un presidente golpista y corrupto, el movimiento obrero se manifestó contra una reforma laboral que atrasó cien años los derechos sociales de los trabajadores en Brasil, medida que puede imitarse en otros países.

La Reunión de la Confederación fue presidida por el Secretario General de la CSA, Víctor Báez; el Secretario de Políticas Económicas y Desarrollo Sustentable, Rafael Freire; Iván González, Coordinador Político y la presencia de Carlos Ledesma como Responsable del Programa de DD.HH. quien coordinó el encuentro.

Los objetivos en esta reunión fueron: evaluar lo sucedido en la Comisión de Aplicación de Normas (C.A.N.) de la 106° Conferencia Internacional de O.I.T. y el Sistema de Protección de los DD.HH de las Naciones Unidas.

La visión unánime de los dirigentes coincidió respecto del endurecimiento de la posición de los empleadores que no es ajeno al que tienen en el contexto mundial actual, intentando solapadamente diluir o derogar convenios y eliminar los controles de OIT, mostrando más dureza en Ginebra que en sus propios países - como sucedió con la convocatoria al diálogo tripartito por Venezuela, en la que el sector empleador no se presentó por orden de la Organización Internacional de Empleadores (OIE)- .

Del mismo modo como continúan los ataques a la seguridad social en el mundo, en Colombia peligra el proceso de paz porque siguen los crímenes contra dirigentes sindicales y sectores que entregaron las armas.

La OCDE avanza con recomendaciones - como las que hacían los organismos multilaterales de crédito- con las que intentan sustituir normas y recomendaciones que luego se extienden al resto de los países del mundo.

En ese sentido el grupo trabajador acordó endurecer la postura y definió que había que concluir con el “acuerdo de paz” sobre el derecho de huelga y su prórroga indefinida. Entendiendo que la estrategia para la OIT no debe tratarse en Ginebra, y que la definición de la lista corta de países en Bruselas deja cada vez más preocupaciones como sucedió en la conferencia de este año que terminó con la no inclusión de Colombia y Brasil. Por tanto, la ofensiva acordada fue impulsar una mayor participación de la CSA y transparencia de la CSI en la definición de los casos. Definir también una estrategia clara para lograr que la CSA tenga mayor participación en la negociación de la lista de casos de la CAN, a fin de jugar un rol fundamental en ese proceso, exigiendo mayor comunicación y transparencia en la negociación.

Asimismo se acordó requerir a la CSI descentralizar las reuniones preparatorias que actualmente son realizadas en Bruselas y en cambio se lleven a cabo en los distintos continentes, considerando a aquellos países en los que más se violan los convenios y conversar con las otras regiones sobre la estrategia de la definición de la lista. Por último solicitar que el acuerdo entre empleadores y trabajadores sobre el derecho de huelga sea revisado en consulta con in proceso constructivo y participativo de todas las regiones para permitir expresar los puntos sobre los que no estemos de acuerdo.

Para OIT se decidió mayor transparencia por parte del Departamento de Normas sobre los motivos de utilizar las Solicitudes Directas en vez de emitir Observaciones. Controlar la recepción y consideración por parte de la Comisión de Expertos del envío de nuevos informes de las organizaciones sindicales.

En vista al centenario de la OIT, se construirá un posicionamiento político del Movimiento Sindical de las Américas respecto de los puntos que se definirán en la Conferencia del año 2019.

Sistema Internacional de Naciones Unidas para la Protección de los Derechos Humanos

Por último la reunión se abocó al fortalecimiento de la participación y utilización de los mecanismos de protección de los derechos humanos en el sistema de Naciones Unidas, ocasión en que nuestro Secretario Gremial, Daniel Jorajuría, expuso algunos ejemplos de utilización de dichos mecanismos realizados por la CTA Autónoma en el año 2004, cuando se llegó a la Comisión Internacional de Derechos Humanos por las violaciones a la libertad sindical y en el último año por los casos Milagro Sala y Rafael Vargas, este último, Secretario General del Ingenio Ledesma.

Asimismo se manifestó la voluntad de que la CSA pueda participar en la construcción que se está haciendo en Naciones Unidas a cerca de un tratado sobre Empresas Transnacionales y Derechos Humanos en el que ya está participando la CSI En tal sentido se decidió comenzar a trabajar una estrategia en forma articulada regionalmente, en el Sistema de Derechos Humanos de Naciones Unidas, fundamentalmente en derechos laborales y sociales.

Lo más importante, más allá de los intereses, influencias y poder que están en juego en Naciones Unidas, estos mecanismos nos permiten algo fundamental: ir en defensa de nuestros derechos sociales y laborales, no sólo contra los gobiernos sino contra las empresas que son las que más violan y dañan los derechos de los trabajadores.

Cabe destacar que además de los referentes de la CSA estuvieron presentes los responsables internacionales de las siguientes centrales: CUT, UGT y CNPL de Brasil; CUT de Colombia; UNET de México; CUT-A de Paraguay; CUSG de Guatemala; CNTD de la República Dominicana; el Delegado Regional Andino de la ISP; AFL-CIO de EE.UU y por la Argentina CGT, CTA-T y nuestra CTA-Autónoma, representada por Daniel Jorajuría.

sitio desarrollado en SPIP