Tucumán: Derechos humanos
Lebbos teme que prescriban las causas por Paulina
Lunes 24 de abril de 2017, por Corresponsalía Tucumán *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Realizó presentaciones ante la Corte Suprema de Justicia de la Provincia y ante el Ministerio Público Fiscal para que se fije con celeridad las fechas para los juicios orales pendientes.

Compartir este articulo:

Paulina Lebbos tenía 23 años y estudiaba Ciencias de la Comunicación cuando desapareció la madrugada del 26 de febrero de 2006. Casi dos semanas después, el 11 de marzo, fue encontrada asesinada a la vera de la ruta 341, en Tapia. Desde el comienzo, su muerte fue la síntesis de la impunidad en Tucumán. Policías, fiscales y funcionarios públicos congregaron esfuerzos para impedir que se haga justicia.

Más de 11 años después, Alberto, su papá, sigue reclamando que se enjuicie a los responsables del asesinato y encubrimiento.

Por esa razón, Lebbos realizó dos presentaciones. Una, dirigida a Antonio Gandur, Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, y otra a Edmundo Jiménez, Ministro Público Fiscal, con el propósito de solicitarles que se aceleren los trámites procesales para que a la mayor brevedad se fijen las fechas de las audiencias orales de los juicios por homicidio y encubrimiento contra cinco ex funcionarios de la gestión de José Alperovich y contra Carlos Albaca, ex fiscal de la causa.

Los imputados, además de Albaca, son el ex jefe de Policía, Hugo Raúl Sánchez; Nicolás Barrera, ex subjefe de la Policía; el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; Eduardo Di Lella, ex secretario de Seguridad, el policía retirado Hugo Waldino Rodríguez y Roberto Luis Gómez.

Barrera, Brito, Di Lella y Sánchez serán juzgados como presuntos coautores de los delitos de encubrimiento en perjuicio de la administración de justicia; abuso de autoridad, y coacción o amenaza condicionada respecto de Sergio y Marcelo Goitea (los hermanos que hallaron los restos de Lebbos en Tapia). Al policía retirado Rodríguez la Justicia le imputó la supuesta comisión de los delitos de encubrimiento; de falsificación ideológica de un instrumento público y de falso testimonio. A Gómez, quien “cayó” por usar el chip del celular de Lebbos, se le atribuyen la privación ilegítima de la libertad y el homicidio de la víctima.

Albaca, por su parte, deberá ser juzgado por los presuntos delitos que perpetró mientras debía investigar el homicidio impune de Paulina Lebbos “Hay dos causas. Una, la del 2006, la del homicidio y encubrimiento. La otra es la de Albaca, por delitos cometidos durante la investigación del asesinato de Paulina. El asunto es que pasa el tiempo y ya van dos años que se pidieron la elevación a juicio oral y no se fija fecha. Hacen abuso del derecho a la defensa”, expresó Alberto Lebbos.

Lebbos adelantó que realizará una presentación ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar la situación de impunidad en Tucumán.

“Hago responsable al Poder Judicial de la posible prescripción. Ellos dos, tanto la Corte como el Ministerio Público Fiscal, tienen el poder de superintendencia, es decir, controlar los trámites procesales. No vaya a pasar como con Albaca que pedimos que lo controlen y cuando lo fuimos a controlar, ya se había mandado un montón de errores”, recalcó Alberto Lebbos.

El papá de Paulina concluyó que “no tengo ninguna duda de que Alperovich está inmiscuido. Sigo confiando en la justicia pero no duermo tranquilo. Los acusados se siguen jactando de que tienen poder y que nunca llegarán a juicio oral. Seguiremos luchando para que eso no sea así”.

Fuente: www.apaprensa.com

* Equipo de Comunicación de la CTA Tucumán

sitio desarrollado en SPIP