La cautelar en defensa del bosque: Fruto de la lucha colectiva
Lunes 26 de diciembre de 2016, por Eduardo Ahamendaburu *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El fallo a favor del recurso de amparo ambiental, consagrado en los artículos 41 a 43 de la Constitución Nacional, presentado por los abogados Darío Ávila, Marcela Fernández y Carlos González Quintana, con el aval de más de 180 personas, que suspendió la audiencia pública en Villa María de Río Seco por la Ley de Bosques, lejos está de ser una espontánea confluencia masiva de amparistas.

Compartir este articulo:

* Secretario de Formación de la CTA de la Provincia de Córdoba. Presidente del Instituto de Salud Laboral y Medio Ambiente (ISLyMA-CTA)

Todo lo contrario, sino que fue el resultado de un intenso proceso de lucha a nivel provincial y de acumulación de fuerzas por parte de la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo, de carácter multisectorial, de la cual la CTA Autónoma Regional Córdoba es integrante.

Valga decir, que la propia audiencia legislativa, amañada y fraudulenta, fue un intento desesperado por descomprimir la asamblea popular realizada en las puertas de la Legislatura el pasado martes 13 de diciembre.

La medida cautelar, ordena la suspensión de la Audiencia por la Ley de Bosques, prevista para el 22 de diciembre, ante la grotesca maniobra de su traslado a la localidad de Villa María de Río Seco, con todo un operativo policial de intimidación preparado a partir de Jesús María hacia esa localidad del norte provincial.

Con esta resolución de la justicia queda cuestionada la propia sesión de la Unicameral del 28 de diciembre, en la que se pretendía aprobar el nuevo ordenamiento, aunque la tozudez y la impunidad de la que creen gozar los legisladores de Unión por Córdoba, aún así pretendan aprobar ese instrumento para legalizar el desmonte.

Pero no acaban ahí los cuestionamientos del amparo presentado, dado que existen otras cuestiones de fondo como ser la manifiesta inconstitucionalidad del mencionado anteproyecto al estar en flagrante contradicción con la Ley General del Ambiente Nº 25675 y la Ley para la Protección de Bosques Nativos Nº 26331.

Estas últimas al ser de presupuestos mínimos son de cumplimiento obligatorio en la provincia; al tiempo que consagran mecanismos de participación ciudadana, ignorados en la Unicameral cordobesa.

La vigilia y festival del día 21 de diciembre y la concentración del 22, convocadas por el amplio espectro de organizaciones que integran la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo, asumen un nuevo carácter.

La lucha se perfila hacia el 2017, con un alto piso de partida para las organizaciones populares.

sitio desarrollado en SPIP