Una maravilla en el país de Alicia
Jueves 25 de agosto de 2016, por Jorge Yabkowski *

Después de más de cinco años de lucha APROSA logró doblar el brazo del gobierno de Santa Cruz e ingresar a la paritaria sectorial. Para el gobierno de Alicia Kirchner la documentación acercada, los fallos de la corte, la representatividad abrumadora de APROSA no eran argumentos suficientes.

Compartir este articulo:

* Secretario de Salud Laboral de la CTA. Presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA)

Hizo falta casi un mes de paro continuo para que se quebrara la santa alianza entre el gobierno y los sindicalistas amigos del poder.

El modelo sindical del unicato sigue desflecándose por más que el Ministerio de Trabajo de la Nación como la vieja dirigencia intenten tapar el cielo con las manos.

Ahí tenemos el congreso unificador de la CGT que mostró graves desavenencias aun entre los defensores del viejo modelo.

El triunfo en Santa Cruz tiene múltiples significados.

En primer lugar es una de las primeras consecuencias prácticas de nuestra flamante personería gremial. Mucho más que la fuerza de la legalidad en sí, la personería desarmó los artilugios discursivos del gobierno: Se les agotaron los argumentos, ya no tenían qué decir.

El segundo significado, quizás el más trascendente, es que sin la lucha unificada, pertinaz y valiente de APROSA todavía estaríamos esperando.

Por último, la solidaridad.

Todo FESPROSA fue APROSA, todo APROSA fue FESPROSA.

Así se presentó ante la sociedad y los medios, con nombre y apellido: APROSA-FESPROSA.

Un derecho que se conquista es apenas el trampolín para luchar por lo que falta.

Seguiremos juntos (y más fuertes) en esta nueva etapa.

sitio desarrollado en SPIP