" />
Momento clave
Lunes 27 de julio de 2015, por Horacio Meguira *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Estamos en un momento crucial. La resolución final en autos "Orellano c/ Correo Oficial" el 10 de septiembre y con carácter de Audiencia Pública convocada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, va a tratar dos temas trascendentales para el movimiento obrero argentino, sobre todo en los últimos años.

Compartir este articulo:

* Director del Departamento Jurídico de la CTA Autónoma

Se trata de despidos producidos en ocasión de una huelga, primero conovocada por los trabajadores y con posterioridad amparados por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA).

Tanto la CTA Autónoma, como los partidos de izquierda y trabajadores autónomos van modificando el modo de representación y en muchos lugares de trabajo hay una mayor democracia.

Como dice Victor De Gennaro no es más un modelo sindical, es un "engendro", no queda casi nada de la "unicidad promocionada por ley".

Le agrego: Es un caos que hace crecer a la organización.

Hoy, sectores de trabajadores y sus representantes reales en los lugares de trabajo, en las provincias, por fuera de los aparatos, pelean todos los días con las herramientas que ellos mismo crearon, pero muy ayudados por los fallos de la Corte Suprema: "ATE" Rossi" y "ATE", en materia de libertad sindical constitutiva y tutela sindical y el fallo "Alvarez" que restituyó a un activista sindical por aplicación de la ley antidiscriminatoria.

Ello permite una mayor posibilidad del ejercicio de la voluntad constitutiva y la restitución en su lugar de trabajo del activista, para el supuesto de despido discriminatorio. Esto es lo que está en juego en la Audiencia Pública del 10 de setiembre.

La estabilidad y la titularidad de la huelga.

Tememos que la tendencia creada se revierta. No olvidamos los votos de la minoría en "Alvarez" que entendió que el despido discriminatorio puede repararse con una indemnización pero no restituirse en el lugar de trabajo contra la voluntad de los empleadores.

La actual composición de la Corte tiene en sus ministros dos que votaron en dicha minoría. Todos estos cambios se hicieron gracias a que la titularidad de la huelga no estuvo cuestionada, sobre todo después de ATE 2 (contra Municipalidad de Salta) que estableció que los sindicatos simplemente inscriptos pueden representar los intereses individuales y colectivos de los trabajadores de su ámbito.

Esperamos que la Corte confirme esta tendencia para ayudar a una reforma de la ley que institucionalice el conflicto y permita reconocer una representación sindical democrática.

sitio desarrollado en SPIP