Sin anestesia
Miércoles 3 de junio de 2015, por Jorge Yabkowski *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Cuando en 1981 el director polaco Andrez Wajda filmó Sin Anestesia dijo que la película reflejaba la historia de un hombre convencido de que para vivir son necesarios valores inmutables, como la lealtad, la sinceridad y la fidelidad.

Compartir este articulo:

* Secretario de Salud Laboral de la CTA. Presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA)

Defendiendo esos valores del protagonista que (enfrentado al régimen de entonces) muere trágicamente en el final del film.

Hace muchos años que nuestro sistema público está sin anestesia.

Para enfrentar esta tragedia hubiéramos necesitado funcionarios con valores.

Sinceridad para diagnosticar la captura corporativa de la especialidad, lealtad y fidelidad a sus repetidas declaraciones sobre la necesidad de “hacer algo” con este flagelo.

Hace apenas unos días los ministros de Salud de todo el país encabezados por Daniel Gollán cerraron la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa) con la firma de un documento en el que cuestionan “actitudes extorsivas de expresión corporativa en especialidades críticas, como la anestesiología”.

“Se trata de una realidad que se repite en todo el territorio nacional, donde muchas veces se presentan comportamientos corporativos que ponen en riesgo la salud de la población más vulnerable”.

Dijeron: “Entendimos necesario realizar una declaración en la que repudiamos las acciones que ponen a los pacientes como rehenes de intereses individuales".

En el documento las máximas autoridades sanitarias del país manifestaron su “preocupación acerca de la situación en relación al derecho de acceso a la salud a causa de la falta de cobertura efectiva y de profesionales de salud especializados en Anestesiología, que se vive especialmente en el sistema público de Salud a lo largo de todas las jurisdicciones de la República Argentina".

“En los últimos años en nuestro país, se viene acentuando una tendencia de posición dominante por parte de las asociaciones de esta especialidad que está comprometiendo el derecho de todos los habitantes de nuestro país, especialmente de quienes utilizan el sistema público, de acceder a prestaciones quirúrgicas fundamentales".

Y lo dicen sin ponerse colorados: Gobiernan hace doce años y lo único que hicieron los ministros nacionales y provinciales de Salud fue arrodillarse una y otra vez ante la corporación.

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA) les propuso en varias ocasiones un menú de acciones con apoyo de trabajadores y pacientes para superar la situación.

Acciones que iban desde drásticas medidas antimonopólicas en lo académico, lo sanitario y lo económico hasta programas intensivos de formación de nuevos especialistas con apoyo de anestesistas extranjeros.

¿Qué hicieron Ginés, Ocaña, Manzur y Gollán? Nada.

Ahora que se están yendo redescubren el agujero del mate. Emiten declaraciones lacrimosas como si no hubieran gobernado el sistema de Salud estos últimos doce años.

El problema se agrava día a día.

FESPROSA reitera que estará al pie del cañón allí donde haya un funcionario con valores dispuesto a encarar un cambio de fondo para terminar con una corporación que es una vergüenza para el país y un peligro para la Salud pública.

Queremos otro final para esta película.

sitio desarrollado en SPIP