Mar del Plata: Puja redistributiva
Micheli llamó a construir el paro de 36 horas
Viernes 15 de mayo de 2015, por Sofía Alberti *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El Secretario General de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, convocó en las ciudades de Balcarce y Mar del Plata a organizar la huelga nacional que, se estima, sería a fines de mayo o principios de junio. La medida fue planteada y votada en diversos espacios gremiales del país y en presencia de la dirigencia nacional ctaísta que recorre hace semanas diversos espacios de trabajo.

Compartir este articulo:

Temprano en la mañana, Micheli llegó a la Cooperativa Eléctrica Balcarce en compañía de su adjunto José Rigane, quien además es Secretario General del Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata y la FeTERA (Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina). Tanto en la asamblea frente a decenas de trabajadores de Luz y Fuerza, como en las entrevistas posteriores, el dirigente de la Central y su Secretario de Organización, Carlos Chile, explicaron los pormenores de la convocatoria al paro.

Según indicó el Secretario General de la CTA-A, en Argentina hay 11.500.00 trabajadores que ganan menos de $5500 cuando, según el INDEC, la canasta básica total (la que fija la línea de pobreza) costaba a fin del año pasado 6384 pesos. "De este modo tenemos trabajadores pobres en el país", denunció.

"Sin salarios dignos no hay otro debate que pueda darse. La huelga es la herramienta por excelencia, un derecho constitucional que tenemos los trabajadores para pelear por lo que nos corresponde", expresó. Consultado sobre uno de los ejes de debate de los últimos tiempos como es el mal llamado impuesto a las ganancias sobre los salarios, destacó que "no es el problema de cuántos trabajadores afecta ese impuesto, es el sentido de considerar ganancia al salario, algo que va en contra de todas las leyes internacionales y la Constitución Nacional".

De cara a la medida de lucha, detalló el pliego reivindicativo histórico de la CTA: salario mínimo de $12.500, 82% móvil, universalización e incremento de todas las asignaciones sociales, fin de la precarización y la tercerización, libertad y democracia sindical, entre otros puntos. Por eso y ante "la falta de diálogo de este gobierno", adelantó que la CTA Autónoma va por un paro de 36 horas. "Venimos recorriendo el país y se nos planteó, se ha votado en distintos lugares, el paro por 36 horas. Nosotros proponemos que sea activo, con movilización, que demuestre que estamos dispuestos a defender nuestros derechos", aseguró e insistió en la necesidad de que el gobierno convoque al Consejo del Salario Mínimo incluyendo a todas las centrales obreras y ampliando la agenda de debate a los mencionados temas.

Encuentro en Balcarce

Reunido con trabajadores de la Cooperativa Balcarce, Micheli habló además de la unidad de acción con otras centrales sindicales y el rol de la dirigencia gremial afín al gobierno nacional. "Se necesita unidad de acción para que el paro sea fuerte, porque hay que anteponer la pelea por los derechos de los trabajadores a las diferencias personales. Yo no tengo nada que ver con Moyano (dirigente de la CGT Azopardo) y Barrionuevo (referente de la CGT Azul y Blanca) desde lo ideológico, la construcción política y el modo de vida. Pero representan a un sector del movimiento obrero. Ojalá Yasky (dirigente de la CTA Oficialista) y Caló (referente de la CGT kirchnerista) también se sumaran al paro. Ellos hacen de alcahuetes del gobierno, en el discurso dicen defender lo mismo que nosotros, pero no luchan", espetó.

El dirigente denunció además la "campaña antisindical rabiosa" de la Presidenta Cristina Fernández y analizó que no tiene una actitud similar hacia el sector empresarial. Duro con el gobierno y el sindicalismo afín, afirmó: "la reprimenda y las comparaciones odiosas de nuestra situación con la de España son inaceptables; la presidenta debería cuidar su vocabulario y respetar a los que producimos en el país, que somos los trabajadores. Y si quiere criticar al sindicalismo, que arranque con los que tiene alrededor, con quienes tiene tela para cortar".

Consultado sobre su perspectiva del Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata, Micheli destacó el respeto por Rigane y la construcción sindical "que tiene planteos claros de cara a los trabajadores y la sociedad, siendo una voz central en la problemática de la crisis energética". Convocó a los obreros a incrementar la participación en el gremio, defender las cooperativas eléctricas y fortalecer la FeTERA. También en medio de la campaña electoral rumbo a las elecciones de su gremio el próximo 29 de Mayo, Rigane subrayó la necesidad de pensar en la importancia nodal del modelo sindical. "No perdamos de vista esta disputa de años con el poder, que se basó en la autonomía de todos los partidos, gobiernos y patrones, en la solidaridad, la participación, la democracia y la decisión colectiva. Que no nos confundan compañeros: el posibilismo no es transformador. Hay que participar, comprometerse y luchar para conseguir generar los sujetos conscientes que pelean por sus derechos. Pero para eso hay que ser autónomo. Por eso el modelo sindical es un problema de fondo. Porque el sindicalismo alcahuete define el programa basándose en proyectos políticos que no nos incluyen ni representan a los trabajadores. Si queremos ir por la democracia participativa, la soberanía popular y un nuevo modelo energético, jamás podrá ser de la mano de quienes no son autónomos", aseguró.

Nota y fotos: Sofía Alberti

sitio desarrollado en SPIP