Crimea
Viernes 28 de marzo de 2014, por Isabel Rauber *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Todo lo que acontece tiene que ver con el proceso de democratización que se están dando hace tiempo ya y en este sentido, los golpes que se están generando por parte de grupos de vándalos que existen.

Compartir este articulo:

* Doctora en Filosofía. Directora de la Revista “Pasado y Presente XXI”; escritora. Profesora adjunta de la facultad de Filosofía de la Universidad de La Habana.

En relación a esto último, evidentemente se ve que son procesos que están impulsados desde el exterior, están pagados, no la multitud que se moviliza ni en Ucrania ni en Venezuela. Uno en forma genérica suele decir la “oposición” y el tema no es la oposición, el problema es que se meten grupos violentos porque quemar edificios, coches, casas, matar gente, eso es vandalismo, eso es crimen, eso no es manifestación democrática ni oposición.

Cuando me refiero a estos métodos que son para terminar con gobiernos que no le gustan por cualquier motivo a los sectores del poder, véase EE.UU. o la Unión Europea o los dos, y sin mencionar a Siria porque sencillamente la magnitud de guerra civil que se desemboco ahí hoy domina la cuestión, pero empezó con lo mismo, que un bando, que dos bandos, siempre llevaba a lo mismo, entonces ¿de qué lado uno está?

La criminalización del sector gobernante que quieren quitar, para eso usan la prensa para declararlo reo, no importa si las imágenes son verdad o mentira, se sabe que es mentira pero no importa porque frente a los medios hegemónicos, la comunicación alternativa que puede publicar la verdad es muy minoritaria y sobre todo no está articulada a nivel mundial. Entonces, no se muestra todo lo que es en todo el mundo, al mismo tiempo, repetido miles de veces como ocurre con esta propaganda que es donde uno si hace un levantamiento de lo que se muestra en todos los medios, es casi evidente y obvio como se pasan el mismo mensaje porque es una articulación normal es parte de la globalización del capital, que quieren ser del mundo un único territorio con un único poder y ese es el poder en beneficio de las grandes corporaciones transnacionales y el capital financiero.

Lo que se disputa además de los recursos, es la geopolítica, hablando específicamente del caso de Ucrania que interesa, más allá de las riquezas que tiene, por donde está enclavada. Ucrania, que quiere decir frontera porque es el límite.

Para entender un poco más, Crimea fue cedida como un obsequio por Nikita Jrushchov en el año 1954 a Ucrania, era históricamente territorio Ruso, entonces por eso los crimeos, independientemente de toda la pelea que no tiene que ver con ellos, si están dentro de Ucrania pero ellos son Rusos. Un traspaso de menos de 70 años en donde no se han asentado personas de otra nacionalidad, no estamos hablando que 300 años después Crimea vuelve a Rusia, entonces es casi obvia la cuestión cuando hay este enfrentamiento tan grande en Ucrania, los crimeos dicen: “nosotros, eso lo no queremos” porque lo de Ucrania no fue un proceso natural, lo de Ucrania fue fogoneado, fue artificial, fue pagado a los grupos de matones para generar ese sentimiento, esa inestabilidad en el sector de la capital y derrumbar al gobierno, y esto fue hecho por un problema de hegemonía para plantarle la OTAN a Rusia en la frontera, esa es la cuestión de fondo.

El gas y el petróleo que quieren son del ruso y no del ucraniano, quieren todas las bocas que están en Siberia. Por supuesto, los crimeos se preguntan ¿nos van a pasar por arriba?, entre las consignas de los señores demócratas apoyados por la Unión Europea estaban cosas como por ejemplo, “muerte a los rusos y a los judíos” porque es una zona donde hay muchos rusos judíos, entonces enseguida salieron las consignas neonazis de los grupos que tumbaron al gobierno y que se han apropiado del poder. Además, aquí lo importante es el doble rasero de la famosa Comunidad Internacional que en realidad, no es tal por que la llamada Comunidad Internacional no son los casi 200 países que tiene el planeta, es el grupo del Consejo de Seguridad. Cuando ellos dicen: “la Comunidad Internacional está enojada”, en realidad es Europa, EE.UU., Asia y donde esta Rusia y China, donde está el consejo de seguridad, que es una herencia de la Segunda Guerra Mundial. Uno no escucho a los países Africanos pronunciarse sobre Crimea, América Latina tampoco, podrán los presidentes expresarse pero no es que la ONU ha estado preguntando.

Similar es la situación por la que Venezuela está pasando, lo que están haciendo allí es de un nivel de vandalismo terrible porque quieren igual provocar la represión para no solamente acusar al presidente de autoritario, que ya lo hacen, sino culparlo de criminal y entonces tener la justificación mundial para su vandalismo y para derrocarlo. No va a ser fácil porque ahí es donde entra la cuestión de que Venezuela no es Crimea, que Venezuela no es Ucrania, hay un pueblo que, algo insólito en nuestra América, ha revertido un golpe de estado con su participación y que está también enfrentando con una alta dignidad y una gran capacidad política de resistir a las provocaciones violentas en este tiempo pero yo me refiero a las estrategias de sabotaje y del golpismo llamado “golpismo suave”, que de suave no tiene nada, que sería una ridiculez una suerte de golpismo democrático. Increíble a donde hemos llegado. Ya estamos en los golpes democráticos.

Esto comenzó en Honduras y por un referéndum que no les iba a gustar y que lo impidieron porque es parte de su patio trasero, con la debilidad que tenia Zelaya, que él iba a preguntar al pueblo de Honduras si querían estar en el Alba. Ahí comenzaron los golpes democráticos, después siguieron en Paraguay, intentaron con Ecuador y ahora están desesperados, en el caso de Venezuela por la geopolítica, por la CELAC, porque odian a Chávez a pesar de que se murió o lo mataron, ya nos enteraremos, y por el petróleo que ahí si hay una potencia altamente tentadora.

Estamos viviendo una neocolonización brutal pero ahora es global, no es solamente para América Latina, aquí no se salva nadie.

Para no llegar a esta situación que se viene engendrando en todo el mundo y como te plantan las realidades, la única solución estable es un “pueblo consciente” entonces, el debate por la educación política, por el desarrollo de la conciencia de los pueblos para que tengan capacidad de pensar con cabeza propia es muy importante, la famosa batalla ideológica, batalla cultural, sin la cual no hay posibilidades de un futuro, creo profundamente en eso porque no se puede esperar que para que la gente sepa cómo actuar tenga que escuchar a determinado programa radial, en este caso, por ejemplo qué pasa si se corta la luz, estoy poniendo un ejemplo hipotético. Lo que hace falta es que cada uno tenga capacidad de discernimiento para tener una conducta correcta porque sino cuál es la alternativa del mundo. No se puede pensar en prohibirle a la gente hacer cosas, no se puede pensar en un futuro así. Por ejemplo, en Colombia destituyeron al alcalde Gustavo Petro, el presidente del país refrendó finalmente la destitución hace un par de días del alcalde elegido por la población.

¿Por qué sacaron a Petro? El pecado fue que terminó con la privatización de la basura, termino con los que negociaban con la basura para hacer un servicio de la municipalidad y porque además les dio empleo a todos los trabajadores como empleados municipales y logro organizar todo el sistema de recolección, en el sentido de lo reciclable y lo no reciclable. Este hombre se atrevió a terminar con el negocio y los negociantes terminaron con él y para eso qué tienen, la política del capital que no es la democracia del pueblo.

Columna de Isabel Rauber “Construyendo la Patria Grande desde los Medios” en el programa "Ahora es cuando" de la CTA Caleta Olivia que se emite por la radio FM San Jorge 96.5 MHZ o por la web en www.radiosanjorge.com.ar

sitio desarrollado en SPIP